Militares de Cochabamba en observación por hantavirus vuelven a sus lugares de origen

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Rodolfo Mena, informó el lunes que se ordenó el retorno a sus lugares de origen para los cerca de 41 militares de Cochabamba que estaban bajo observación médica y hospitalaria, porque fueron parte de un contingente de 167 uniformados que pasó un curso en la Escuela de Cóndores de Sanandita, en Tarija, donde se registraron dos fallecidos por hantavirus.

«Todas estas personas que han estado concentrados ya han regresado a sus lugares de destino, según sus cronogramas de actividades que tienen», informó a los periodistas.

Detalló que ese contingente militar estuvo conformado por 35 uniformados que permanecieron en un cuartel local para observación y seis internados en el hospital de la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil), con sospecha de diagnóstico de hantavirus.

Según Mena, sólo uno de los militares permanece bajo observación médica, «pero no por complicación o causa» del hantavirus.

«Por otra situación personal, por otra patología», agregó.

La autoridad dijo que la población urbana debe estar tranquila, porque la propagación del hantavirus se registra en lugares boscosos o montes que tienen la presencia, en el aire, de orina o heces de ratones.

Según datos oficiales, en el departamento central de Cochabamba se registraron este año ocho casos de pacientes con hantavirus, pero la mayoría son habitantes del trópico.
wsg/kpb/ ABI