Carlos Mesa se niega a responder a carta de Balcázar e insiste que es parte de una guerra sucia

El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, se negó el martes a responder a la carta del exministro Mauricio Balcázar sobre el pago que recibió para ser vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, en las elecciones de 2002, e insistió que esa acusación es parte de una guerra sucia en su contra.

«No es otra cosa que la profundización de lo que yo ya había dicho, una guerra sucia, que además en el contenido de la carta se expresa con tanta claridad que no necesito hacer ningún comentario», dijo a los periodistas en una caminata de cierre de campaña que su partido organizó en la capital de Pando.

Balcázar, reveló mediante una carta, que el pago de 1,2 millones de dólares que recibió Mesa no fue para evitar la quiebra del canal de televisión PAT, cuando era de su propiedad.

En la misiva pública, el yerno de Goni le recuerda al ahora postulante presidencial de Comunidad Ciudadana (CC) que fue testigo directo de la manera en la que «condicionó su participación a la entrega de una importante suma de dinero».

«Se trataba supuestamente de proteger a su empresa, PAT, de una eventual quiebra, pero ni entonces ni ahora ha tenido usted (Mesa) el coraje de admitir ni explicar que no fue para evitar una quiebra. Todos quisimos creerle porque pensábamos que su discurso sobre la ética sería respaldado con hechos», devela Balcázar.

En esa línea y ante la insistencia de los periodistas por obtener una respuesta a esa revelación, el candidato de CC reiteró una y otra vez que es una «guerra sucia» que no responderá.

«Es una guerra sucia que da nauseas y la carta en su conjunto habla por si sola», añadió.

Una denuncia del periodista Emilio Martínez en su libro «El caudillo ilustrado» sostiene que ese dinero habría ido a parar a cuentas de la televisora.

Esa denuncia fue utilizada por la directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Teresa Morales, para iniciar una pesquisa por lo que la exejecutiva de PAT, Ximena Valdivia, interpuso una querella ante la Fiscalía en contra de Morales y Martínez por violar el secreto bancario tras la difusión de los cheques que recibió la televisora entre 2002 y 2003.

Sin embargo, el Ministerio Público abrió una investigación en contra de Valdivia por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.

Pese a esos hechos, Mesa se resiste a brindar una explicación y argumenta una guerra sucia ante la proximidad de las elecciones generales del 20 de octubre.

esb/clm ABI

Publicidad