Mercaderías chinas atentan contra pequeñas empresas

Los rubros de textiles, maderas, entre otras Mypes denunciaron estar asfixiadas por la internación de contrabando procedente de China, por lo que exige a las instancias del Gobierno fomentar la producción nacional.

Para muchos productores de la mediana empresa, el peor castigo que enfrentan con el actual Gobierno son sobre todo las obligaciones tributarias, aquellas que no contemplan los factores que dañan no solo el mercado, sino la producción nacional. “La tributación impositiva es permanente, pero que prestarse del banco es una norma que frecuentemente nos viene atosigando, después quieren que cumplamos con las demás obligaciones como pago de servicios básicos como si fuéramos industrias y finalmente los dobles aguinaldos, son aspectos que han ocasionado que se cierren varios talleres como resultado de esa falta de políticas del Estado que acompañen y protejan a la empresa nacional”, detalló Filemón Tapia responsable del sector textil.

En tanto, los representantes del Concejo Central de Artesanos (Cocedal) Héctor Delgado dio a conocer que en su sector, solicitaron a las instancias de los diferentes Gobiernos es poder fomentar la producción y evitar la internación de contrabando procedencia china.

“Es importante en establecer que no se presentan políticas en las diferentes instancias de las entidades públicas, como el propio Gobierno central, local municipal, departamental para que se logre reactivar el emprendimiento nacional, con la finalidad de poder generar divisas y empleo, pero en la actualidad solo estamos viendo que al país ingresa de contrabando prenderías y productos de procedencia china”, exhortó.

En la actualidad, el mayor mercado que refleja la internación de productos procedentes del contrabando es la 16 de Julio, situado en El Alto donde la mayoría de calles se encuentra abarrotada de ropa usada, productos chinos, peruanos, entre otros que logran ser internados por las diferentes rutas desde Chile.

“No tener políticas que controles al contrabando, la internación del contrabando y evitar la creación de industrias en el país es un fracaso para cualquier tipo de Gobierno. En más de 16 años por lo menos debería haberse atendido a la construcción de industrias importantes como antes había y responder al mercado externo, pero que pasa en la actualidad, no podemos crear ni zapatos, cuadros, abrigos, camisas, ni nada porque todo está saturado con el contrabando, competencia desleal que ha permitido el actual Gobierno al internar productos de diferente procedencia, donde lo chino no solo contamina, sino asfixia la posibilidad de ser un país productor”, lamentó Julia Tintaya productora en el área de cuero.

Para Tintaya, el contrabando no paga impuestos, renta, obligaciones laborales ni nada, mientras que su sector recibe constantes persecuciones por parte de la entidad impositiva, quien solo impulsa al cierre de las empresas nacionales.

Las Mypes observan un futuro incierto al ser testigos de una carencia de políticas públicas que no solo protejan a la producción nacional, sino que viabilicen mercados externos, como en pasados años, dejando sin empleo a cientos de productores nacionales, quienes optan por sumar las filas de los contrabandistas.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat