Médicos que combaten al virus sufren ataques y discriminación

21

Unos fueron atacados con piedras cuando se trasladaban a un hospital, su lugar de trabajo. Otros fueron golpeados por turbas. Otros fueron agredidos, expulsados y amenazados por negarse a dar nombres de los pacientes con Covid-19 en un municipio. Otros fueron discriminados, insultados y echados de los condominios y edificios donde viven. Esa es la situación de los médicos y profesionales de salud que luchan en primera línea contra el coronavirus en Bolivia.

Desde el reporte de los primeros casos de coronavirus hasta esta semana –hace más de 60 días- se registraron al menos 15 ataques, agresiones y maltratos contra el personal de salud en cinco departamentos. En algunos casos, los médicos se vieron obligados a replegarse por la falta de garantías.

Representantes de este sector exigieron garantías para los galenos y los profesionales de salud. Según el Colegio Médico de La Paz, en algunos casos, los representantes de este sector se trasladaron a condominios para hablar con los vecinos y evitar ataques contra los doctores.

Uno de los casos más recientes ocurrió el martes, cuando médicos, enfermeras y trabajadores de salud fueron agredidos por pobladores que bloquearon los ingresos al sector de K’ara K’ara del departamento de Cochabamba. Esa noche, los profesionales de salud retornaban a sus casas en ambulancia y vehículos ediles, pero fueron interceptados por los manifestantes, quienes molestos comenzaron a atacar a los salubristas.

En Villa Israel, un profesional de salud casi fue linchado por varios pobladores que bloquearon en el lugar. Otros trabajadores denunciaron que fueron víctimas de extorsión y aseguraron que pagaron un monto de dinero para pasar por el sector, denunció la Federación de Trabajadores de Salud de Cochabamba.

Adalid Gutiérrez, representante de esta Federación, exigió justicia y sanciones para las personas que agredieron a los profesionales de salud. “Nos es posible que nos ataquen, no es posible que nos maltraten, nosotros sólo cumplimos nuestro trabajo”, sostuvo.

En Oruro –hace tres días se registró un segundo caso- pobladores del municipio de Eucaliptos rodearon, amenazaron y exigieron los nombres de los pacientes positivos de Covid-19. Además, los comunarios expulsaron a los galenos y los culparon por los casos de coronavirus. “Nos están perjudicando”, dijo una de las vecinas, en referencia a que esta población está entre los 10 municipios de riesgo alto y por eso debe mantener una cuarentena estricta.

“Los obligaron de manera reprochable y con una actitud violenta a revelar los nombres de los pacientes infectados, vulnerando el derecho de confidencialidad del propio paciente”, explicó uno de los dirigentes del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes) de Oruro. “Fue un atropello brutal contra nuestros médicos”, agregó.

Por la falta de garantías y los constantes atropellos, el personal de salud se replegó hace más de dos días por instrucción del Sirmes. “El día lunes estas personas se apostaron en las puertas del centro de salud para exigir que la directora se retracte y diga que en Eucaliptos no hay coronavirus”, contó el alcalde, Jaime Ramírez. Hasta la fecha el conflicto aún no se resuelve.

Pese al compromiso de los vecinos, en la ciudad de El Alto, muchos de los médicos aún se dirigen a sus fuentes laborales con temor. Muchos aún no olvidan los ataques a varios de sus colegas, quienes fueron apedreados, amenazados e insultados hace más de dos semanas.

El jueves 30 de abril, en medio de la crisis sanitaria por el Covid-19, los buses ediles Wayna Bus, que trasladan al personal de salud que presta servicios en El Alto, sufrieron ataques de grupos vandálicos en los distritos 14 y 7 de la urbe alteña.

El 1 de mayo, se registró una agresión similar, pero esta vez a una ambulancia del Sistema de Urgencia Médicas Avanzadas (SUMA) 161 –que tenía previsto recoger a un paciente con coronavirus- y fue atacada en el sector de Puente Vela.

Por falta de garantías, los médicos de seis centros de salud de El Alto se replegaron. Días después, dirigentes vecinales se comprometieron a cuidar a los profesionales y los hospitales.

Respecto a estos ataques, Daniel Cazas, ejecutivo del Sirmes de El Alto, indicó que los profesionales de salud libran una doble batalla. “No sólo tenemos que lidiar contra la pandemia del coronavirus, sino también contra las agresiones de grupos delincuenciales”, dijo.

Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de La Paz, lamentó este tipo de agresiones y explicó que ni en las guerras atacan a las ambulancias y a los médicos. “No podemos tolerar este tipo de actitudes que incluso violan tratados internacionales. No podemos entender este tipo de ataques”, aseguró. Y es que el mundo, en otros países, los ciudadanos salen a sus ventanas para aplaudir y agradecer al personal de salud.

Discriminación y hostigamiento, la otra pesadilla de los galenos

En Cochabamba, una médico contó entre lágrimas que era víctima de acoso y insultos por vecinos del edificio donde vive. No contentos con eso, algunos se atrevieron a pedir a la galena que se vaya del condominio porque trabajaba en un centro de salud y temían contagios de coronavirus.

“La gente se reúne (para impedir su ingreso), me saca fotos. Pido garantías al Gobierno, no puede ser, (los médicos) trabajamos por el bien de toda la sociedad, todos los días y no puedo llegar a mi casa”, lamentó.

No fue la única. El 10 de abril, La laboratorista, Elizabeth Yuliza Soliz Paniagua, que trabaja en el hospital Municipal de la Villa Primero de Mayo en la ciudad de Santa Cruz, denuncia que en reiteradas ocasiones ha sufrido insultos y agresiones por parte de sus vecinos quienes la acusan de que puede contagiarlos con el coronavirus.

“Estoy pidiendo ayuda. Estoy saliendo a trabajar para poder cumplir mi misión”, dijo la laboratorista en un video en el que denuncia el acoso de sus vecinos. Incluso como saben que ella trabaja en un centro de salud y la tachan de “portadora del contagio”.

En Beni, en Rurrenabaque, el personal de salud fue desalojado el 29 de abril por un grupo de vecinos que consideraban peligrosa su presencia en medio de la pandemia del Covid-19. “ Cómo es posible que los doctores y enfermeras que trabajan con los enfermos se alojen en un lugar tan céntrico (…) “, dijo una vecina.

Según el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, además de recibir golpes y agresiones, los galenos sufren discriminación y hostigamiento.

Ataques e insultos

Cochabamba Una médica es acosada por vecinos.
Santa Cruz Laboratorista es insultada y agredida.
Beni Médicos son echados de un hotel.
La Paz Un bus edil que traslada médicos y enfermeras fue apedreados.
El Alto Atacan a una enfermera y una ambulancia.
Oruro Expulsan y hostigan a médicos, incluso los culpan de traer el virus.
Cochabamba Médicos fueron amenazados y apedreados por bloqueadores.
Cochabamba Un profesional de salud fue amenazado y casi fue linchado.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.

Pagina Siete