Médicos piden seguridad y se declaran en emergencia

Horas después de enterarse de la muerte del especialista Gustavo Vidales a causa del Arenavirus, el Colegio Médico de La Paz se declaró ayer en emergencia. La institución ratificó un paro de 24 horas para mañana y pidió mejores condiciones para los profesionales del área de salud.

“El Colegio Médico ha decidido exigir las condiciones para el ejercicio de la profesión en Bolivia y ha decidido acatar el paro convocado para el viernes”, dijo el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea.

El representante de los galenos lamentó que los profesionales de salud se vean obligados a exponer sus vidas y la de sus familias, porque “el actual sistema de salud no ofrece las condiciones necesarias para el ejercicio de los médicos en los hospitales públicos del país”.

Criticó, además, a la ministra de Salud, Gabriela Montaño, quien indicó que el brote del Arenavirus está controlado. Aseguró que ahora se necesita un estudio a profundidad para determinar por qué el Arenavirus ataca a tantos órganos hasta generar una falla multiorgánica en los pacientes.

El Colegio Médico de La Paz pidió a la población dar su respaldo a los galenos que demandarán al Gobierno la dotación de equipos de bioseguridad y el incremento de la inversión en el área de salud.

Antes y después de la implementación del Sistema Único de Salud, que arrancó en marzo, el Gobierno anunció una millonaria inversión para acabar con la crisis de salud en Bolivia. Sin embargo, según el Colegio Médico de La Paz, el Ejecutivo incumplió todas sus promesas.

Por su parte, la Ministra de Salud pidió a los dirigentes de los colegios médicos no politizar la muerte de Vidales para generar temor en los galenos y mucho menos iniciar medidas de presión contra el Gobierno.

Pagina siete.