Médicos: No hay condiciones para atender arenavirus y coronavirus

25

El directorio del Complejo Hospitalario de Miraflores reconoció ayer que las ciudades de La Paz y El Alto no están en condiciones para atender nuevos pacientes con arenavirus o, en un caso extremo, coronavirus. Los médicos indicaron que no tienen los implementos necesarios y aseguraron que la sala que fue instalada en el Hospital del Norte, de la urbe alteña, fue destinada a los pacientes con cáncer.

“Pese a que el año pasado tuvimos una pésima experiencia (con el arenavirus), hoy en día no tenemos las condiciones adecuadas (para atender estos casos)”, declaró el director del Hospital Gastroenterológico, Juan Guerra, ayer en una conferencia con los directores de los otros nosocomios del complejo de Miraflores.

El especialista declaró que los casos registrados de arenavirus en el año 2019 desnudaron la flaqueza del sistema de salud en el país y la impotencia de las autoridades.

Guerra recordó que en esa oportunidad los galenos tuvieron que actuar con los implementos que tenían en cada hospital. “Resulta que ahora viene una enfermedad (el coronavirus) de otro país que no es de una incidencia aguda o del momento. Esta es una enfermedad que llega por etapas y en cada aeropuerto se tienen diferentes tipos de contención”, explicó.

El director del Hospital Gastroenterológico dijo que para la atención de estas enfermedades requieren de ambientes aislados con protección de infectología, médicos, enfermeras con el equipamiento y ropa adecuada de aislamiento de estos agentes contaminantes por ser virales y muy agresivos.

“Tuvimos un serio problema tras la derivación de un paciente de Caranavi por un probable dengue hemorrágico. Anteriormente, el Hospital del Norte fue implementado para atender a estos pacientes, pero este año nos encontramos con la noticia de que esos ambientes fueron destinados para la atención de oncología, para enfermos con cáncer”, declaró el director del Gastroenterológico.

Guerra sostuvo además que luego de verificar que ya no había ambientes para atender las enfermedades virales, se enteraron sobre la suscripción de un convenio con el Hospital Agramont.

“Cuando pedimos el respaldo (de acuerdo) no recibimos ninguna respuesta del Ministerio de Salud o el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz. Eran epidemiólogos y no supieron darnos una respuesta adecuada en el momento”, explicó el galeno.

En junio del año pasado, una médica internista del Hospital de Caranavi, Ximena Cuéllar, murió a causa de un extraño virus y otros dos médicos, Gustavo Vidales y Marco Ortiz -que atendieron a su colega- estaban hospitalizados.

Pero Cuéllar y el doctor Vidales fallecieron. Ortiz, otro de los médicos infectados, superó la enfermedad tras 156 días de internación y cuidados.

Los primeros días de julio, el Ministerio de Salud confirmó que se trata de un arenavirus, pero no se precisó el tipo.

Luego de una investigación se estableció que Cuéllar atendió a Macario Gironda, un agricultor de 68 años, que presentó síntomas de la enfermedad el 12 de mayo de 2019 en el hospital de Caranavi. Debido a ello, el hombre fue considerado el paciente cero y transmitió el virus a su ayudante de cosecha de arroz, Hilarión, de 21 años de edad, pero él salió victorioso ante la patología.

El jueves, ante el brote del coronavirus en China, el Gobierno indicó que Bolivia está en alerta e instruyó la vigilancia epidemiológica multidisciplinaria con seis medidas de prevención en las terminales terrestres y aéreas. Este plan se activó ante los casos sospechosos de este mal en América Latina y ante el alto flujo migratorio entre ese país asiático y el territorio boliviano.

Los coronavirus pertenecen a una familia de virus y fueron descubiertos en la década de los años 60. A finales de 2019 se reportó el brote del virus en Wuhan (China), donde hasta la fecha se registraron 41 decesos y más de 440 casos confirmados. De este número, 10 están en estado crítico. Ante ese índice de casos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió una vigilancia epidemiológica permanente.

Ayuda para la familia de Vidales

Solidaridad El jueves se realizó una misa en conmemoración al doctor Gustavo Vidales, víctima mortal del arenavirus. Su colega, Juan Guerra, pidió ayuda para la familia del profesional. “Quiero dirigirme a la Presidenta, al Ministro de Salud, al director del Sedes y al Gobernador para que cumplan con la obligación de dar a su familia un sustento permanente”, sostuvo ayer el galeno. “Como no estamos en la Ley General del Trabajo, esa familia quedó desamparada. Nadie se ocupa de estas situaciones y por ello este Gobierno, debería tomar una medida al respecto”, añadió.
Caranavi En este municipio se registraron los primeros casos del Arenavirus y el médico Juan Guerra calificó de lamentable la situación de ese hospital de segundo nivel. “Es para llorar. Fuimos hace dos meses y sólo tenían cuatro especialistas”, añadió.

Pagina Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by