Médicos ingresarán en paro a partir del lunes

Médicos en una asamblea realizada en Cochabamba decidieron declarar paro indefinido.

A partir del lunes, los médicos acatarán el paro indefinido, por no recibir respuestas de la ministra de Salud, Gabriela Montaño, a sus pedidos de inclusión a la Ley General del Trabajo, anulación de la Ley 1189 de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS), mejores condiciones de trabajo, entre otros, informó el secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero.

El Consejo Nacional de Salud (Conasa) y el Consejo Médico Nacional determinaron ayer en Cochabamba, casi por mayoría, ir a un paro indefinido, luego de analizar la última carta de respuesta de la ministra de Salud Gabriela Montaño.

Es así que el sector salud cumplirá un paro indefinido a nivel nacional desde el lunes 19 de agosto. La medida será llevada a cabo en el sistema público y el Conasa instruirá que también se aplique al área privada.

Los puntos que demandan los médicos al Gobierno son: la abrogación de la Ley 1189 sobre la inversión en la Caja Nacional de Salud; la destitución del gerente de la aseguradora; la inclusión del sector en la Ley General del Trabajo; institucionalización de los cargos para médicos de base, intermedios y jerárquicos; declarar al Sistema Nacional de Salud como sector estratégico; y que los profesionales participen en el desarrollo de la Ley del Cáncer, que está siendo consensuada entre pacientes y Gobierno.

La crítica hacia las autoridades de salud, por parte de los representantes de los colegios médicos, se enfoca en que los últimos 13 años el Gobierno no mejoró el sistema de salud en Bolivia, además observan la creación del Sistema Único de Salud (SUS) que sólo llegó a saturar los servicios salubres en el país, por la falta de recursos, personal e infraestructura.

Los galenos, señalan que el SUS es usado por el Gobierno central con un fin político electoral, por lo tanto consideran que no está diseñado para corregir y mejorar la atención a la población.

“En lugar de mejorar las condiciones de atención, lo que hace es dañar el ya deteriorado sistema de salud pública, que necesita alrededor de ocho mil ítems, prometidos por el Gobierno, para trabajar”, dijo Romero.

En los días de paro, la atención en hospitales y centros de salud, se realizará en el área emergencias, ya que existe una resolución al respecto.

Para los médicos es prioritario la abrogación de la Ley de Prioridad de la Caja Nacional de Salud, la cual posibilita la construcción de 67 hospitales y centros de salud de primer, segundo, tercer nivel y dos institutos de investigación, programados para los próximos cinco años.

El reclamo se basa en que la edificación de los mencionados nosocomios, se realizaría en parte con presupuesto de la Caja Nacional de Salud, lo que provoca descontento en el sector de los galenos.

La mencionada Ley determina la adquisición directa de medicamentos esenciales e insumos en salud para enfermedades catastróficas. Esta medida es vista por los médicos como una puerta para la corrupción, ya que la compra de material, se está realizando sin la licitación pertinente y deja susceptibilidad a sobre precios.

El Diario

Publicidad