Médicos dicen que bioseguridad en hospitales es «improvisada» por falta de recursos y políticas

Tras la alarma que encendió el arenavirus en el departamento de La Paz por dos fallecimientos (una persona de la tercera edad y una estudiante de medicina), el Ministerio de Salud instruyó activar bioseguridad nivel cuatro en los nosocomios, en especial el Hospital Obrero y la Caja Petrolera de Salud, donde están hospitalizados dos galenos afectados por el mal viral. Sin embargo, los médicos afirmaron que no existen las condiciones para activa dicho nivel y que la actual bioseguridad es improvisada.

Los médicos del sector público afirman que los niveles de protección en los nosocomios son “improvisados” y que muchos de estos carecen de los insumos especiales para afrontar los brotes epidemiológicos, como el arenavirus e, incluso, aseguran que trabajan con guantes y barbijos de Bs 1, porque no cuentan con una política ni recursos para fortalecer la seguridad en los hospitales.

El secretario del Sindicato de Ramas Médicas y Afines (Sirmes) La Paz, Fernando Romero, aseguró que el Gobierno ha descuidado e improvisado las medidas epidemiológicas que debían asumirse, después de conocerse sobre el fallecimiento del paciente cero en Caranavi y la médica interna, quien atendió a esa persona y luego murió con un diagnóstico errado en la urbe paceña.

Para Romero, los hospitales de tercer nivel de la sede de Gobierno no cuentan con medidas “reales” de bioseguridad y no están preparados para atender ese tipo de brotes. Mencionó que, en el caso del Hospital de Tórax, que atiende a la amiga y colega de la interna que falleció, los galenos fueron sorprendidos porque no tenían las condiciones para atender a la paciente.

Mínimas condiciones

Agregó que hay temor en los profesionales por el riesgo que significa estar en contacto con ese tipo de pacientes y, peor aún, no tener los implementos necesarios de bioseguridad como las botas, máscaras e indumentaria especial.

“Los laboratoristas, al enterarse del caso y la paciente a quién debían tomar muestras, señalaron que no están en condiciones de hacerlo porque a pesar de recibir un mandil, guantes, gorro y barbijo especiales, ellos están expuestos directamente al virus y los medios que tienen a su alcance para realizar los análisis correspondientes los dejan más que expuestos porque no hay la suficiente protección”, remarcó.

Relató que uno de los médicos que atendió a la enfermera aislada en el Tórax, le comentó que no existen los protocolos de seguridad para atender todo tipo de epidemias, ya sea de alto o bajo riesgo.

«Las condiciones para este tipo de casos deben ser especiales. Pero los colegas dicen que ni en este tipo de casos (arenavirus), ni en otros de menor riesgo, existen los insumos necesarios que nos garanticen un trabajo óptimo para nosotros y los pacientes», agregó.

Dijo que hasta el momento desconoce que el Gobierno haya dotado insumos especiales a todos los nosocomios públicos de la urbe para afrontar el mal viral e, incluso, reveló que tienen que trabajar con barbijos y guantes caseros que se venden a Bs 1 en los mercados.

“No tengo conocimiento de que haya otorgado especial y se está trabajando con barbijos y guantes caseros que se venden en tiendas a Bs 1. No es seguro porque se rompen”, expresó.

Nivel cuatro de bioseguridad

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, afirmó que, en el país, no existe el nivel cuatro de bioseguridad que pregona el Ministerio de Salud, porque no existe una política de protección en los nosocomios ante brotes virales ni hay recursos económicos destinados para este fin.

“No es un nivel cuatro activar dando barbijos y guantes. Se requiere insumos especiales que no existe en los hospitales públicos del país, se necesita un aire de esterilización para que se desinfecte el médico que va atender al paciente afectado por el virus. Una sala especial, ropa adecuada y especial, pero no hay porque no hay política ni recursos”, aseguró.

El galeno aseveró que el Gobierno debía asumir medidas de protección, cuando se reportó la muerte del paciente cero en Caranavi y posterior deceso de la interna que atendió al enfermo.

“Cuando había el paciente cero debería haberse tomado las medias, no ocurrió de esa manera. Ha sido un acto de improvisación, las autoridades desconocen las medidas de prevención. No hay presupuesto para afrontar los brotes y ahora estamos con dos colegas hospitalizados y tres personas en observación”, dijo.

Larrea pidió a la ministra de Salud que muestre qué hospitales están aplicando tiene bioseguridad nivel cuatro. “Tenemos que estar como astronautas, pero no hay ese nivel de seguridad”, añadió.

Los mismos profesionales de los hospitales del Tórax y Clínicas en la zona de Miraflores admiten que no cuentan con indumentarias especializadas para este tipo de casos.

Sin embargo, un profesional médico del Tórax, dijo que los galenos que atienden a la joven, amiga de la interna fallecida, utilizan ropa especial, pero no suficiente para evitar un contagio, ya que mantienen permanente contacto. Aunque precisó que el diagnóstico de la paciente es neumonía común y no arenavirus, dijo que persiste el temor entre los profesionales.

“Hay un poco de temor entre los colegas, por ejemplo, en el Tórax se ha activado el nivel de bioseguridad nivel dos, que obliga el uso de barbijos para movilizarse dentro y fuera del hospital porque hay una paciente aislada, si bien no tiene el virus, hay un temor de contagio y eso va seguir porque no hay las condiciones de bioseguridad que tienen otros países”, dijo el médico, que prefirió mantener su nombre en reserva.

El virus

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó este miércoles que el virus que mató a una internista y afecta a dos médicos que se encuentran en terapia intensiva es un Arenavirus, que es transmitido a través de roedores, principalmente por el Calomys musculinus (o ratón maicero) que es de tipo selvático.

“Identifican Arenavirus en un paciente internado, y tenemos un resultado preliminar del centro de control de enfermedades de Atlanta (EEUU), que también nos habla de Arenavirus”, reveló.

Montaño aseguró que el traspaso a los afectados fue por transmisión interhumana, fundamentalmente por contacto con fluidos, especialmente sangre.

Pagina Siete

Publicidad