Médicos advierten con cerrar hospitales porque no existen condiciones de bioseguridad

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, tras conocer el fallecimiento de su colega Gustavo Vidales, contagiado de arenavirus, repitió que en los hospitales del país no existen las condiciones necesarias de bioseguridad para el trabajo de los médicos y la atención a la población.

«Decir a la población boliviana que los profesionales reunidos el día de hoy (miércoles), luego de tener la confirmación del fallecimiento de nuestro colega Gustavo Vidales, ha decidido a partir de la fecha, exigir las condiciones para el ejercicio de la profesión en Bolivia», sostuvo Larrea.

Insistió en que no se cuenta con las condiciones de bioseguridad necesarias y que los médicos están expuestos a contraer cualquier tipo de enfermedades, por lo que es necesario que el Gobierno destine recursos técnicos y humanos para mejorar las condiciones.

«Nuestros colegas se exponen a contraer cualquier tipo de enfermedad, cuando este Sistema de Salud no tiene las condiciones necesarias para el ejercicio de la profesión y si a partir de la fecha se tienen que ir cerrando hospitales, pues vamos a hacer que se cierren hospitales, porque la población no puede estar expuesta a enfermedades que se dice que están controladas cuando ni se conoce el diagnóstico», manifestó.

Larrea lamentó que Vidales en medio de precarias condiciones para el ejercicio de su profesión, haya fallecido, «el fallecimiento de un colega que en el ejercicio de su profesión contrajo una enfermedad que lamentablemente hoy a terminado con su vida».

En ese sentido a partir del viernes los galenos y personal en salud retornarán a las calles y anuncian medidas «drásticas» exigiendo buenas condiciones en los hospitales, a través de equipamiento, dotación de ítems y la instalación de un proceso de diálogo con las autoridades de Gobierno, «caso contrario iremos cerrando hospitales que no tengan condiciones», advirtió el dirigente de los médicos.

El médico se encontraba fuera de peligro, sin embargo su cuadro se complicó en las últimas horas, perdiendo la vida en la madrugada de hoy tras haber permanecido internado un mes en el hospital Obrero, constituyéndose de esa forma, en la tercera víctima mortal por contagio de arenavirus.

Vidales contrajo la enfermedad después de trasladarse a Caranavi a atender a la médica interna Ximena Cuellar, que falleció en La Paz el 4 de junio, a consecuencia del virus.

«Esto nos enseña que los médicos debemos cuidarnos mucho mejor». «No sabemos por qué este virus ataca de esa forma, este virus ha provocado una falla multiorgánica», afectando el sistema nervioso y órganos vitales como los riñones y el hígado, explicó Larrea.

En ese sentido manifestó que es urgente que el Ministerio de Salud destine recursos para hacer investigaciones respecto al arenavirus y trabajar en la fabricación de vacunas o sueros obtenidos de la población autoinmune de Caranavi.

Respecto al médico Marco Ortiz -que permanece con cuidados intensivos en la Caja Petrolera de Salud (CPS) por haber contraído el virus- de acuerdo al Ministerio de Salud se encuentra estable, mientras que familiares manifestaron que decayó en los últimos días.

Desde el nosocomio donde se encuentra internado, explicaron que se extremaron las medidas de bioseguridad a nivel cuatro, la más alta que se puede activar. Por lo que todo el material e insumos utilizados en su atención son desechados; así como los fluidos y las secreciones del paciente que están pasando por un proceso de desinfección de alto nivel.

El médico se encuentra aislado y únicamente es visitado por su esposa.

pagina siete.