Mayaya exige regalías, va al paro por la explotación ilegal de oro

Los comunarios del distrito minero de Mayaya, en el municipio de Teoponte, cumplen un paro cívico desde el lunes, para exigir el pago de regalías por la explotación ilegal de oro que chinos y colombianos llevan a cabo con dragas. Afirman que la región sólo se beneficia de un pago único que hacen las cooperativas auríferas.

“Hay un paro en el distrito de Mayaya. Tenemos entendido que es porque están cansados de la explotación ilegal que realizan los chinos y los colombianos, quienes están asentados con sus dragas en toda la ladera del río Kaka”, informó a Página Siete el presidente del Concejo Municipal de Teoponte, en el norte de La Paz, Saturnino Lazo.

De acuerdo con un video que circula en las redes sociales, se ve que el pasado lunes, los pobladores llevaron a cabo un cabildo en el que decidieron expulsar a los empresarios de origen chino y colombiano. En esa ocasión se les dio un ultimátum.

Además piden que por toda explotación aurífera que se haga en la zona, se paguen regalías mineras. En la actualidad no se reportan actividades mineras, debido a que los pobladores decidieron bloquear las vías de acceso que conectan con el distrito.

De acuerdo con la explicación de Lazo, la comuna no se beneficia de regalías mineras, sólo hace un cobro anual de la licencia de funcionamiento: se cobra 3.000 bolivianos a las cooperativas que operan en el lugar, y 4.000 bolivianos a las unipersonales.

“Sólo cobramos licencia de funcionamiento, tal vez la AJAM (Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera) u otras instancias reciben, pero nosotros, como municipio, no recibimos ninguna regalía por la explotación de oro que se hace en el río”, aseguró el titular del Concejo.

Informó que en el río están asentadas al menos 20 dragas que son operadas por extranjeros, quienes se dedican a sacar el oro del lugar desde 2016.

Lazo agregó que tras los reclamos de operación ilegal que se hace por el lugar, solicitaron informes al Ministerio de Minería, a la Cancillería y a la AJAM, para que expliquen cómo ingresaron a Teoponte, pero sólo obtuvieron respuesta de la Cancillería, que les informó que los extranjeros ingresaron como turistas.

“En el área urbana la mayoría es cooperativista, pero ni ellos pagan regalías, sólo pagan por una licencia de funcionamiento. Son muchas cooperativas que operan, de las que se pidió un informe al Ejecutivo, pero tampoco hubo respuesta”, informó.

En julio de 2018, la agencia ANF informó que capitales extranjeros llegaron decididos a explotar el metal dorado en el norte de La Paz y se asociaron con cooperativas locales. Éstas les entregaron sus cuadrículas a cambio del 20% o 30% de lo que explotan. Pese a la denuncia, las operaciones ilegales continúan.

Publicidad