Luis Revilla reporta que hay entre tres y cuatro desaparecidos por el deslizamiento

«Tres a cuatro personas (desaparecidas), son las de conocimiento que tenemos por la propia Policía, la información de los vecinos; hay que esperar, un poquito de paciencia (a los afectados), ojalá que en las tareas de rastrillaje ya podamos verificar esta información», afirmó esta mañana el alcalde de La Paz, Luis Revilla, quien realizó una nueva inspección al sector del deslizamiento ocurrido el martes en San Jorge Kantutani.

Agregó que la mayoría de las viviendas afectadas por el deslizamiento no tenían sus papeles regularizados.
“De las 68 viviendas que han colapsado con motivo de la emergencia, solamente 25 se encontraban dentro de la planimetría, el resto 41 viviendas estaban fuera; solamente 15 viviendas tenían catastro y el resto no tenían catastro y la gran mayoría de las viviendas no tenían autorización de construcción del gobierno municipal, particularmente las que estaban en la parte baja”, reveló el Alcalde.

A pesar de la situación irregular de los terrenos y casas del lugar, el titular del Ejecutivo municipal dijo que “con papeles o sin papeles, todos tienen que tener alguna solución”.

La autoridad confirmó, además, que hay 180 familias afectadas, de las cuales 119 se encuentran en los albergues habilitados por el municipio, mientas que las restantes se fueron a otro lugar.

Los albergues de los vecinos afectados se encuentran en la cancha Fígaro, en la zona de la Inmaculada Concepción y a la salida de los puentes Trillizos.

El alcalde refirió que “se está estabilizando” el terreno donde ocurrió el deslizamiento. “El trabajo de maquinaria tiene el objetivo de terminar de estabilizar el área”, señaló.

“La prioridad es que podamos cuidar a los niños, que podamos restablecer las actividades lo mas normalmente posible, a pesar de que estén en campamentos, que puedan ir a la escuela”, manifestó el alcalde

El burgomaestre nombró las diferentes actividades realizadas por el municipio, entre ellas: respuesta inmediata, actividades de apoyo social, movimiento de maquinarias, evaluación administrativa, monitoreo las 24 horas, evacuado de habitantes de manera preventiva y la estabilización de toda el área,

También dio cuenta que se ha restablecido el cauce natural del rio Cotahuma después de que éste formó una pequeña represa.
La autoridad indicó que hay 57 máquinas y 1.400 personas colaborando en el lugar, entre funcionarios municipales, militares y funcionarios de ministerios.

Revilla también agradeció la solidaridad demostrada por la “comunidad, familias enteras, grupos de amigos, niños, jóvenes, adultos mayores: vituallas”. Destacó que “las actitudes de los paceños que nos mantienen unidos como ciudad”.

“Vamos a hacer las gestiones respectivas para una solución definitiva de manera conjunta”, prometió el alcalde en relación a las familias damnificadas.

Pagina Siete.