Luis Revilla le oculta a la Fiscalía que el relleno sanitario de Alpacoma funcionó durante seis años con licencias temporales

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, afirmó en su declaración, ante el fiscal que investiga el deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma, que este recinto no operó con licencias temporales, sino exclusivamente con una licencia definitiva, versión contraria al reporte del Viceministerio de Medio Ambiente que revela que la comuna obtuvo una licencia provisional en septiembre de 2004 que fue ampliada en siete ocasiones hasta 2010.

«Sí, debo mencionar que el relleno sanitario cuenta con una Licencia Ambiental otorgada por el Ministerio de Aguas, de fecha 27 de octubre de 2010 (…) siendo falsa la afirmación señalada en la denuncia de que el relleno sanitario hubiera tenido autorizaciones provisionales», señaló Revilla en la declaración que brindó en el Ministerio Público.

Sin embargo, un informe del Viceministerio de Medio Ambiente, basado en los antecedentes archivados en el Centro de Documentación de Calidad Ambiental (Cedoca) señala que «el 29 de septiembre de 2004, la Prefectura del Departamento de La Paz emite la licencia eventual PREF-DDRNMA-LE-001-04» por ocho meses.

Luego, añade que la comuna paceña tramitó otra el 15 de junio de 2005, por seis meses; la renovó el 28 de diciembre de 2015 para un año de duración y luego solicitó otra ampliación de la licencia provisional, el 27 de agosto de 2007, también por ocho meses.

El 15 de enero de 2008 la administración edil solicitó la cuarta ampliación de la licencia eventual, esta vez por seis meses, según ese documento. Además, el 28 de octubre de 2008 tramitó otro permiso de un año de duración. El 28 de octubre de 2009 pidió la sexta ampliación, por seis meses, y el 28 de abril de 2010 obtuvo la séptima licencia provisional, por otros tres meses.

El informe de Medio Ambiente consigna que, de manera paralela el Gobierno Municipal de La Paz intentó tramitar la Licencia Ambiental permanente ante la Prefectura, la cual obtuvo recién en 2010 mediante un procedimiento de Adecuación Ambiental para el relleno Sanitario de Alpacoma, que estaba en pleno funcionamiento desde 2004.

Revilla fue convocado a declarar en calidad de sindicado ante la Fiscalía de El Alto, en el marco de la denuncia penal instaurada por el alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, por el delito de atentado contra la salud pública de su población, debido al deslizamiento de una de las macroceldas del relleno sanitario de Alpacoma.

El 15 de enero de 2019 se produjo un deslizamiento en ese relleno, que dejó expuesto al aire 200.000 toneladas de basura en descomposición y líquidos lixiviados, que contaminaron el medio ambiente. A raíz de este incidente, la Alcaldía de Achocalla le inició un proceso penal por atentar contra la salud pública.

gr/jrc/clm

ABI

Publicidad
Abrir chat