Lucila Mendieta: «50% de candidatas mujeres no garantiza una representación en la agenda del país”

“Aunque el 50% de las listas de candidatos son mujeres, eso no garantiza que tengamos representatividad en la agenda política del país”, afirma Lucila Mendieta, candidata a la vicepresidencia por el Movimiento Tercer Sistema (MTS), liderado por Félix Patzi. Enfermera de profesión y proveniente de una familia migrante del campo a la ciudad, señala que el tema mujer es una asignatura pendiente en la que no sólo el Estado es el responsable, sino, toda la sociedad.

Para ella, el aborto es parte del derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo y asegura que la violencia contra la mujer requiere ser atacada desde la educación. Propone que la salud sea sectorizada y que las políticas sobre producción e industrialización de la coca sean replanteadas a base de estudios del destino de la hoja. Dice que los bonos deben mantenerse pero que deben ser diferenciados.

¿Cómo llegó la política y al MTS de Félix Patzi?

Soy nueva en la política, tampoco participé en otros partidos. Hace unos siete años, a través de mi esposo, conocí a al doctor Patzi. Entonces, él (su esposo) era el político, yo lo acompañaba a los encuentros, reuniones y otras actividades. Me llamó mucho la atención, tanto que emprendí este camino con la convicción de servir al país, desde mi militancia. Creo que fue una elección acertada ser parte del MTS.

¿Por qué cree que fue elegida?

Me siento muy honrada que entre 20 mujeres de todo el país se me haya elegido para conformar el binomio. Sabemos que Chuquisaca, Potosí y Tarija son los departamentos que se encuentran aislados de la administración del Estado y yo vengo de esta región. Quiero representar esa opción fresca y de renovación que dé esperanza a un verdadero cambio.

¿Fue fácil asumir el reto?

La propuesta fue una sorpresa y claro que sentí alegría y emoción, pero también sentí temor, miedo y preocupación. Son momentos en los que uno debe tomar fuerzas y decidir si quiere ser parte de un verdadero cambio. Esta oportunidad para mí es un desafío personal; no sólo se debe criticar, se debe actuar.

¿Conoce a sus contendientes de los otros partidos?

Muy poco. No son muy visibles hasta este momento.

En este tiempo electoral, ¿cree que hay una participación real de la mujer en la política? o ¿aún es usada como imagen para obtener votos?

La transformación política de Bolivia ha llegado a una nueva etapa. En el marco de las elecciones nacionales, hay mecanismos que vigilan el cumplimiento de la paridad y alternancia que apoya una mayor participación política de las mujeres. Esto hace que se genere una amplificación -en la agenda electoral- de los temas y demandas de nosotras.

Pero si bien se ha logrado contar con un mayor número de mujeres candidatas y en la Asamblea Plurinacional, la transformación del Estado hacia un modelo más equitativo, aún está pendiente y requiere de la intervención de toda la sociedad. Una muestra es que aunque el porcentaje de mujeres en las listas electorales alcanza el 50%, esta cifra no garantiza nuestra representatibidad en la agenda del país. Hace falta que no sólo las mujeres, sino los hombres se comprometan a tomar acciones para garantizar que todas puedan ejercer sus derechos, tener oportunidades, pleno reconocimiento como ciudadanas, además de potenciarnos como agentes transformadores de la sociedad . La paridad electoral es un paso adelante para una sociedad equitativa pero también es un desafío de todos.

El tema mujer es muy amplio y muy preocupante. La violencia está en escalada igual que las cifras de feminicidios. ¿Qué hará de ser electa?

La cantidad de casos no sólo preocupa, alarma. Tenemos que atacar el tema desde la educación y la ruptura de roles y prácticas machistas y violentas. En la familia se enseña de forma diferente a las mujeres y a los varones. En casa mis padres a las mujeres no nos dejaban salir, decían que nosotras debíamos encargarnos de la casa; en cambio, los varones podían salir a jugar y tenían más libertad. Tenemos que cambiar desde la familia. Personalmente creo que hay que hacer énfasis en cuidar el núcleo familiar, inculcando valores desde la infancia, adolescencia y juventud.

¿Su posición ante el aborto?

En este tema la decisión debe ser de la mujer, debe haber el derecho a la decisión sobre su propio cuerpo porque somos nosotras las protagonistas en este tema. Pero también se puede llevar este tema a una consulta. Es importante y parte vital la educación sexual honesta y sin prejuicios desde la familia, el colegio y las universidades.

De ser electa, ¿cuál es su propuesta para el país?

Tenemos un programa de gobierno con seis pilares fundamentales, innovadores y reales. En lo económico vemos, como partido, que es necesario que los jóvenes tengan su empresa o emprendimiento propio o comunal. Nuestra juventud profesional o no, se ve obligada a migrar por falta de oportunidades, con consecuencias incluso para la familia. Queremos que se queden, pero que no tengan como jefe al Estado o a un patrón.

En el tema político, proponemos que las normas se decidan por deliberación colectiva y que los representantes territoriales sean elegidos sin mediación de partidos políticos. Es necesario que se practique el turno y la rotación. Las autoridades deben ser elegidas a partir de juntas vecinales porque es la población la que conoce a sus representantes.

En justicia, las autoridades judiciales pueden ser elegidas por las universidades y en casos de delitos menores pueden ser administrados mediante las organizaciones territoriales. Por ejemplo un delito menor -como el robo de una garrafa- puede ser solucionado en el día dentro de una junta vecinal. Se puede realizar castigos con trabajo comunitario donde tengamos control, pero también podamos ayudar en la solución al problema.

En la educación creo que es necesario pensar en una secundaria especializada y profesionalización en las universidades. Otro tema muy importante es Pacto Fiscal para la implementación de las autonomías. Hoy, el Gobierno maneja el 80% del presupuesto y nosotros queremos la descentralización para una mejor administración.

¿Y la salud? usted es enfermera

Sí, soy parte de este sector. Una de nuestras propuestas es el seguro sectorizado y con administración propia. Es decir que amas de casa, campesinos, gremiales, albañiles, etc., tengan su propio seguro haciendo un aporte, pero debe ser eficiente y de calidad.

El subsidio del Estado debe ser sólo para quienes no puedan pagar. Pero igual de importante es la salud preventiva mediante controles rutinarios y si es necesario obligatorios.

Hay serias falencias en el sector

Precisamente sería el Pacto Fiscal, la descentralización y el seguro sectorizado las medidas para superar los problemas de infraestructura, equipamiento, medicamentos y hasta para contratar más personal.

¿Qué piensa del SUS?

Como un pequeño chiste… Al SUS muchos le dicen el SUS-TO (ríe)… Sabemos que hay falencias y que pese a su implementación los problemas continúan. Los hospitales están colapsados, se hace fila desde la madrugada y aún así la población no alcanza a tener las fichas para la atención.

Mencionó subsidios restringidos. ¿Qué pasa con los bonos?

Los bonos deben mantenerse. Es verdad que ayudan, pero deben ser diferenciados. Hay personas para las que no es necesario y hay otras que necesitan más.

El narcotráfico y la producción de coca son parte de un tema muy cuestionado al gobierno de Morales.

Ay (suspiro), es un tema bastante complicado. Se debe hacer un estudio científico y de mercado que nos diga qué cantidad es realmente destinada al acullico y si se puede realmente industrializar. No podemos pensar en una industrialización cuando sabemos que no hay mercados porque la hoja está penalizada.

Trabajó por años en el trópico. ¿Cómo ve al Chapare?

En la época que estuve allá se podía ver el producto como si nada. Muchas veces nos trasladábamos por el trópico y desde la movilidad veíamos que se vendía una cosa blanca y no sabíamos que era droga. Hoy sabemos que aún se produce y de una forma que asusta.

Y ¿los Yungas?, ¿cree que pueda volverse un nuevo Chapare?

Los Yungas es una zona tradicional y su coca está destinada más para el acullico, o por lo menos eso es lo que conocemos. Pero, como decía antes, es necesario un estudio real que nos diga si la siembra a gran escala está creciendo y en qué magnitud lo hace para tomar medidas.
La candidata proviene de una familia de nueve hermanos.

De Tarvita al trópico, la enfermera rural que saltó a la política

Si se pudiera definir a Lucila Mendieta con un palabra, ésta sería migrante. Quechuahablante y nacida en la provincia Azurduy de Chuquisaca partió con sus hermanos a Sucre a los siete años de edad para estudiar. Creció, yendo y viniendo entre el campo y la ciudad, hasta que un sueño la llevó a emprender otro viaje. Esta vez a Cochabamba, donde estudió enfermería y recorrió el trópico sirviendo a la población.

“Nací en Tarvita, en Azurduy, el 30 de junio de 1966. Crecí allí pero tuve que migrar para estudiar. Pero siempre mantuve el lazo con el campo porque mis padres vivían de la actividad agrícola y en las vacaciones debíamos volver para ayudar a trabajar la tierra”, relata Mendieta.

Asegura que mantener una vida entre idas y venidas no fue un problema pero sí una etapa llena de nostalgia. “En la ciudad tenía oportunidades pero extrañaba el campo, montar a caballo, bañarme en el río, la cosecha y la siembra”.

Su familia, como casi todas las del área rural, se caracteriza por ser numerosa. Ella es la séptima de nueve hermanos, cinco son mujeres.

“¿Sobre mi infancia? Fue hermosa”, afirma contenta. “Eramos una familia grande, lo que hizo que mi niñez sea muy feliz. Los hermanos mayores cuidaron mucho a las más pequeñas porque en la ciudad estábamos a su cargo”, añade.

Recuerda su vida de estudiante como una etapa apasionada y llena de sueños. “Hasta ahora mantengo muchos”.

“Los números no me gustaban, pero sí lenguaje, sociales y educación física. Es más, fui parte de la selección de básquet, ese deporte era mi pasión”, dice.

Acepta que las restricciones de tiempo y salidas que tenía por ser mujer fueron un factor para que no siguiera una carrera deportiva. “Entonces también tenía muchas obligaciones que cumplir”.

El sueño de ser enfermera nació en los sitios más alejados de Tarvita. Allí donde la salud de las familias dependía de un pequeño y precario centro de salud. Su personal caminaba largas distancias para cuidar de los enfermos.

“Una familiar trabajaba en esa posta. La acompañé en sus visitas a los lugares más alejados. Me gustaba ver cómo atendía a gente y sentí que eso era lo que debía hacer para ayudar”, recuerda.

Entonces las enfermeras se formaban empíricamente bajo la guía de las antiguas. Sus primeras inyecciones las hizo en naranjas y ella misma fue su paciente de práctica.

Una mañana, por casualidad, escuchó en un noticiero que en Cochabamba la Escuela Boliviano-Japonesa abría sus cursos para formar técnicos superiores en enfermería. Sin dudarlo hizo las maletas y sola partió hacia la Llajta.

“Ni bien acabada la carrera unas religiosas me contrataron para atender a la población del trópico cochabambino. Luego me trasladé a un centro de salud -por primera vez- en la ciudad. Ahora ya no ejerzo como enfermera, pero es un oficio que nunca se deja del todo porque hay un compromiso para servir a los demás”, afirma.

El 28 de octubre de 2018, el Movimiento Tercer Sistema (MTS) anunció que buscaba una líder mujer para acompañar al candidato presidencial Félix Patzi. Se postuló a más de una veintena de militantes de todo el país. El perfil era claro, debía ser una mujer mestiza o indígena y con un amplio sentido del servicio.

El 20 de noviembre, Lucila fue presentada como la candidata oficial a la vicepresidencia. “Sentía alegría pero también temor. Pero es un reto personal más que debo afrontar”.

La ahora enfermera rural en reserva retornó a Sucre hace unos 10 años. Está casada y tiene una hija. Se alista para dejar nuevamente su hogar en pos de otro sueño: recorrer el país en el marco de su candidatura a la vicepresidencia por el MTS.

En una palabra

Evo Morales Dictador
Oscar Ortiz Xenófobo
Carlos Mesa Nefasto
Félix Patzi Académico
Víctor Cárdenas Pasado
Aborto Decisión propia
SUS Susto
Narcotráfico Complicado

Pagina siete.