Los pobladores de Caranavi piden que se declare “alerta”

El Hospital de Caranavi era fumigado ayer mientras un equipo del Ministerio de Salud buscaba en ese municipio paceño a las personas que tuvieron contacto con los fallecidos a causa del Arenavirus. Pobladores exigen la presencia de la ministra Gabriela Montaño y la declaratoria de alerta sanitaria.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, se sumó al pedido mediante una carta. “Como Colegio Médico ratificamos y exigimos a la Ministra de Salud que declare alerta sanitaria en el departamento de La Paz y que declare alerta epidemiológica en Caranavi”, dijo el representante del ente colegiado. “En Caranavi este roedor (véctor) va por todo lado y va dejando sus heces y secreciones”, añadió el galeno.

De acuerdo a Larrea, una persona infectada por el Arenavirus no presenta los síntomas inmediatamente, por lo que a medida que pasen los días puede ir contagiando a otros sin saberlo. “Si los síntomas no se dan al día siguiente, con cualquier cosa que no haya sido bien limpiada, lo único que pasa es que esto se va a ir propagando”.

El representante del sector dijo que “no hicieron la desratización en Caranavi”. Recomendó por ello desratizar la zona y quemar el lugar donde habita el roedor que transmite el virus, además de realizar un control permanente en ese municipio.

La concejal de Caranavi, Jeny Choque, llegó ayer a La Paz para solicitar la presencia de la ministra de Salud, Gabriela Montaño en su municipio. “Pedimos que la ministra en persona vaya a Caranavi, haga su inspección correspondiente y vea la magnitud de la situación real”.

También demandó que Montaño vaya acompañada del director de Sedes, Ramón Elias Cordero. “No puede ser que estas dos autoridades no coordinen y tengamos que sufrir las consecuencias como municipio” dijo.

Autoridades determinaron que el Hospital de Caranavi sea cerrado ayer y hoy para que se realice una fumigación del establecimiento. En ese nosocomio falleció el paciente cero y, supuestamente, allí se contagio a la residente Ximena Cuéllar, quien murió en La Paz.

Pagina Siete