Local de internet cobijaba a menor que era buscado

Menor de 13 años, que tenía problemas familiares y escolares, fue reportado como desaparecido, pero fue encontrado durmiendo en un local de internet en El Alto, esperando pasar la noche allí.

El jefe de la División Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Boris Gutiérrez, dio a conocer que el adolescente no habría retornado del colegio por temor a represalias de su padre debido a problemas escolares. Acotó que sus progenitores son separados.

El menor fue encontrado gracias al rastreo de su teléfono celular, aproximadamente a las 23:30 del martes, en un centro de internet de la zona de Cosmos 79 de la ciudad de El Alto, tras un patrullaje cibernético realizado por funcionarios policiales que incluía triangulación y ubicación IP.

Al momento de ser ubicado, el adolescente ya se encontraba durmiendo y tenía previsto pasar la noche en el lugar, indicó el jefe policial.

La autoridad recordó a los propietarios y administradores de centros de entretenimiento que no se debe permitir el ingreso de menores de edad en horarios de clases y que tampoco se puede permitir un tiempo de permanencia largo.

Gutiérrez, también afirmó que se encargó un estudio bio-psico-social al adolescente y su hogar, dando parte a la Defensoría de la Niñez y de la Adolescencia de la ciudad alteña.

También en la ciudad de El Alto se resolvieron otros casos de adolescentes extraviados.

El hijo de una comerciante, que se extravió en la Plaza Eguino y apareció deambulando por la Ceja de El Alto, estaba siguiendo a una persona que estaba vestida igual que su madre pues se habría confundido.

Así también dos mujeres y dos varones adolescentes que salieron del colegio y no volvieron a su domicilio, fueron ubicados por la Policía.

La instancia policial dio a conocer que por lo general, los padres de familia suelen no advertir algunos problemas que enfrentan los adolescentes en su etapa escolar y con la finalidad de evitar no ser agredidos por sus progenitores, optan por huir de casa, aspecto que genera riesgos en la vida de los menores.

En algunos casos, son los mismos grupos de jóvenes en condición de calle, quienes suelen captar a los adolescentes, con la finalidad de que se conviertan en un instrumento más de los hechos delictivos y posteriormente sean afectados por el consumo de alcohol, clefa, entre otros.

Asimismo, Gutiérrez confirmó que más del 75% de los casos de adolescentes desaparecidos, se debe a problemas de conducta o violencia que viven al interior de sus hogares y en el caso de las mujeres, son más proclive de caer en manos de proxenetas, quienes las utilizan en el rubro de la explotación sexual, muchas veces a cambio de comida y pernocte.

El Diario.