Lizeth C. , víctima de feminicidio, deja un hijo en la orfandad

¿Y ahora, qué será de su hijo? ¿Quién estará a su lado cuando la necesite? , ¿Quién lo cuidará? Así gritaban y lloraban las tías y primas de Lizeth C., la mujer que luego de ser golpeada y asesinada fue cargada por su pareja durante una hora por las calles de la zona de Kupini, para supuestamente arrojarla en un río cercano.

“Mi sobrina tenía un hijo de 11 años con su primera pareja. Él ahora quedó huérfano. ¿Qué será de él?”, dijo la tía de la víctima, quien prefirió no revelar su nombre porque toda su familia fue amenazada por los acusados.

Según el papá de la víctima, Lizeth se dedicaba al comercio y conoció hace unos años a Marcos, de 34 años. Vivían juntos hace tres años. “No contó que su pareja la maltrataba”, aseguró.

El miércoles, cerca de las 6:00, Marcos fue denunciado por vecinos de la zona Kupini, ya que él cargaba el cadáver de Lizeth como “si fuese un carnicero”, dijo uno de los ciudadanos a Red Uno.

Ante esa situación, denunciaron el caso a la Policía. Luego, los efectivos policiales aprehendieron a Marcos, informó el martes el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Sergio Bustillos. El caso fue remitido a la FELCV.

Según las primeras investigaciones policiales, Lizeth y Marcos acudieron a un bar clandestino o más conocido como “cementerio de elefantes” a beber con un grupo de amigos en Kupini.

“Asesinaron a mi hija. Le han roto la cabeza y la nariz. Limpiaron todas las evidencias. Ahora uno de ellos me dijo que cualquier rato saldrá de la cárcel y me buscará para matarme”, dijo el papá de la víctima en medio de llanto.

De acuerdo con el abogado de la familia, Juan Carlos Escalante, la autopsia determinó que la mujer falleció por TEC (traumatismo encéfalo craneano). Se evidenció que la víctima tiene múltiples lesiones en el rostro y un corte en la pierna derecha provocado por un arma punzocortante. Por eso, el jurista aseguró que se evidenció “violencia contra la víctima”.

El abogado resaltó que Lizeth tenía un 40% de discapacidad porque estaba operada de la cadera y no caminaba de forma normal.

Escalante indicó que en las declaraciones del acusado, se encontraron contradicciones. “Primero dijo que varios (hombres) golpearon y provocaron la muerte de Lizeth y por eso él la sacó (del lugar hecho) para llevarla a su casa. Luego dijo que ambos fueron atracados, pero él no sufrió ningún tipo de agresión, no tiene nada”, dijo.

Según una investigación, Marcos cargó el cadáver de Lizeth por una hora y bajó el cuerpo por unas empinadas gradas en Kupini.

Escalante destacó que se aprehendió a Marcos y a cinco hombres, que ahora son imputados por feminicidio. “También se investiga si hubo violación o no”.

El padre de Lizeth pidió justicia. “Quiero la mayor pena para él o los autores. Que se haga justicia”, clamó.

Pagina Siete.

Publicidad