Liberan las exportaciones con monitoreo del mercado local

11

La presidenta Jeanine Añez promulgó ayer el decreto supremo que libera las exportaciones de productos agroindustriales y advirtió que se cuidará el mercado interno mediante un monitoreo al abastecimiento de alimentos y precios de los productos.

“Al liberar las trabas para la exportación se crea un estímulo para incrementar la producción, pero es bueno dejar en claro que este Gobierno estará atento para que esta medida no altere la oferta interna de estos productos alimenticios, y de la misma forma quiero comunicarles que el Gobierno estará atento de que estas medidas de exportación no deben alterar el precio en el mercado interno”, indicó la mandataria durante la promulgación.

La Presidenta enfatizó que el decreto establece mecanismos de seguimiento y monitoreo, así como acciones “correctivas” en caso de verificar el riesgo de desabastecimiento del mercado interno o alteración de precios.

Sobre esta acción, la norma promulgada señala que los ministerios de Desarrollo Productivo y de Desarrollo Rural “realizarán el monitoreo documental e in situ”, con el fin de evaluar el abastecimiento dentro del mercado interno y de precios.

Ahora se trabaja en un reglamento, que deberá ser aprobado por resolución biministerial y considerará información sobre volúmenes, existencias y precio de venta, según el artículo 3.

“Los ministerios de Desarrollo Productivo y de Desarrollo Rural, ante un eventual riesgo y/o vulneración del abastecimiento interno o incremento injustificado del precio, previa evaluación, gestionarán el decreto supremo, a efecto de establecer requisitos o limitaciones temporales, aplicando criterios de interés nacional, enmarcado en la normativa vigente y sus atribuciones”, se especifica en la disposición adicional primera de la norma.

Añez afirmó que el decreto tiene el objetivo de fomentar la actividad agrícola y agroindustrial exportadora, para aportar al crecimiento económico del país.

“Estamos convencidos de que nuestro país necesita una serie de correctivos, luego de que se manejó la economía de forma tremendamente irresponsable; estas determinaciones deben ser profundamente analizadas. La seguridad jurídica es clave para los productores, es una medida que estaban esperando por muchos años”, resaltó la jefa de Estado, en el acto en Santa Cruz.

Agregó que la medida deja sin efecto un conjunto de normas que afectaron la actividad exportadora y la producción, entre ellas los decretos supremos 29524, del 18 de abril de 2008; el 348, del 28 de octubre de 2009; 453, del 19 de marzo de 2010; 725, del 6 de diciembre de 2010; el 1316, de agosto de 2012; y el 3920 de mayo del año pasado.

En estas normas se fijaba la exportación por cupos de productos como la soya, el azúcar y el maíz, entre los más importantes de la agroindustria nacional.

Además, con el nuevo decreto queda nula la presentación del certificado de abastecimiento interno y precio justo, con el que se autorizaba el despacho de las exportaciones ante la Aduana Nacional de Bolivia.

Pagina Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by