Ley no resolvió problema de cables

El cableado de la ciudad de La Paz está completamente desordenado, lo que genera un alto nivel de riesgo para los transeúntes, sin que hasta la fecha la Ley Municipal 289 de Ordenamiento del Sistema de Cableado Urbano regule y de fin a las marañas que existen y contribuya a la estética de la urbe y seguridad de la población.

Según el último relevamiento, el 70 % de las conexiones colocadas por las empresas de servicios (telefónicas, internet, video cable, DeLaPaz), en los postes de energía eléctrica, están en desuso, por lo que deberán ser retiradas antes de iniciar el plan de migración de los cables aéreos a subterráneos.

En un recorrido que hizo EL DIARIO por las calles y avenidas del centro paceño, se pudo evidenciar el desorden, lo que genera un alto nivel de riesgo para los transeúntes, sin que hasta la fecha la Ley Municipal de Ordenamiento del Sistema de Cableado Urbano, solucione el tema.

Pasaron diez meses desde que el Ejecutivo municipal promulgó la Ley 289 y hasta la fecha el problema continúa, sin que ninguna empresa de servicios acate la norma, tal como se evidencia en todo el centro paceño.

En el recorrido hecho por este matutino, se pudo constatar que los cables están mal ubicados e incluso algunos generan un gran peligro, a tal punto que existen postes repletos de cables que pueden ceder en cualquier momento, tal como se constató en toda la avenida México, Murillo, Pérez Velasco, Tumusla, Potosí, Yanacocha, Loayza, y muchas otras calles de las zonas de San Pedro, Sopocachi, Miraflores y la zona Sur. De hecho el año pasado se generó un incendio en uno de esos postes en la calle México.

EMPRESAS

El concejal Isaac Fernández informó que cerca de 40 empresas de telecomunicaciones y la estatal DeLaPaz, tienen actualmente sistemas de cableado aéreo, generando inseguridad para los transeúntes y contaminación visual.

“Hemos hecho un relevamiento y existen alrededor de 40 empresas que prestan el servicio de telecomunicaciones, dentro de estas están Entel, Viva, Tigo, Cotel y otras más, y la ley es para todas que prestan servicios”, dijo el Concejal paceño.

Explicó que en algunos sectores del centro de la ciudad ya existen los sistemas de ductos para proceder a la migración de los cables aéreos a subterráneos, es el caso de la avenida Camacho, empero muchas de las empresas aún no acatan la normativa municipal.

Trabajo conjunto

Según el experto en temas municipales, Carlos Ríos, la solución está en un trabajo conjunto de empresas de servicios y municipio para que de una vez se acate la Ley 289.

“Esto produce varios problemas en las zonas, puesto que el cableado muchas veces no está ni en buenas condiciones ni tampoco el colocado es óptimo”, afirmó.

Más allá de la aprobación de la Ley 289, las marañas de cables que se descuelgan de los postes en la Sede de Gobierno y en las periféricas de la ciudad de La Paz, son un peligro para los pobladores, ya que estas enredaderas pueden generar “choques eléctricos”.

LEY 289

Promulgada en mayo del año pasado, la Ley Municipal 289 de Ordenamiento del Sistema de Cableado Urbano prohíbe la instalación de cableado aéreo en zonas, donde existan ductos con planes de soterramiento.

El artículo 21 señala: “En aquellas áreas donde existan ductos y se hubiese implementado un plan de soterramiento queda expresamente prohibida la instalación de nuevos sistemas de cableado aéreos”.

El artículo 22 establece: “´Los gastos emergentes de la migración de cableado aéreo al subterráneo correrán por cuenta exclusiva de los operadores de telecomunicaciones”.

Las empresas de servicios deben retirar de forma progresiva, los cables para soterrarlos (enterrarlos).

El Diario.