Ladrones se llevaron 330 mil dólares

Ladrones ingresaron a un domicilio de la zona Nueva Jerusalén, camino a Laja, de dónde robaron 330 mil dólares, según informó el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel Freddy Medinaceli americanos.

De acuerdo al informe, la vivienda era usada como almacén de quintales de arroz, azúcar, harina, los cuales eran vendidos por los propietarios, quienes ofrecían los productos en diferentes zonas. La víctima de robo es un hombre dedicado al comercio de esos insumos.

Este aspecto, de acuerdo con Medinaceli, permite establecer que los delincuentes realizaron el seguimiento correspondiente y tenían conocimiento de que al interior de la vivienda se guardaba dinero.

De acuerdo con el informe preliminar se conoce que los delincuentes violentaron la chapa de la vivienda, cortaron los cables de la alarma y buscaron al interior de la casa, para encontrar el dinero y llevárselo.

“La hora del hecho se va a determinar aún, de acuerdo a las investigaciones, pero debemos establecer que el robo se produjo en la avenida Buenos Aires, de la zona Jerusalén que corresponde al camino a Laja. En el lugar los delincuentes procedieron a violentar las chapas, cortar cables de alarma y en su interior de la casa han revuelto todo, para dar con el dinero, que es una suma considerable, de 330 mil dólares americanos, producto de la venta de todos los diferentes productos, que llegan a ser vendidos en quintales”, detalló el coronel Medinaceli.

La víctima realiza la colaboración correspondiente con la finalidad de que los investigadores de la Felcc logren recopilar imágenes que pudieron haber sido captadas en el sector, dado que la vivienda no tenía cámaras para filmar lo que ocurre dentro o fuera del inmueble, pero algunas viviendas privadas si presentan este sistema de seguridad.

Al momento es la División de Propiedades la instancia que analiza los pormenores en los cuales ocurrió el delito de robo agravado.

El coronel Medinaceli indicó que existen algunas personas que vieron actividad sospechosa y prestarán su declaración.

Para la autoridad policial, se presume que la libertad de algunos integrantes de dos organizaciones criminales de monrreros, por parte del Ministerio Público, sería el factor que permite la rearticulación de dos baterías, las cuales generan ahora nuevamente riesgo en la seguridad de las viviendas.

“No podemos dar mayores datos del proceso de investigación, sabemos que la libertad de este tipo de personas son las que generan la rearticulación de estas organizaciones, quienes reinciden en el delito y no solo hacen uso de motorizados como en el presente caso para hacer seguimiento correspondiente, sino que logran incluso de portar por lo general armas de fuego”, lamentó la autoridad.

En tanto, la víctima lamenta que la carencia de patrullajes policiales preventivos, en zonas periurbanas, permite el robo directo que generan las organizaciones delictivas, quienes aprovechan de las calles desoladas y poco alumbradas, carentes de cámaras de seguridad.

“Es producto de mi trabajo lo que me han robado y al parecer estos delincuentes están haciendo seguimiento a las casas”, indicó.

El Diario.