Labores de mantenimiento en ruta del desfile de teas

Después que EL DIARIO advirtiera el mal estado de la infraestructura vial del centro paceño, por la falta de señalética, mala sincronización de semáforos, falta del pintado de pasos de cebras y separadores de carriles, además de la propaganda adosada a los postes de alumbrado público, la Alcaldía inició trabajos de mantenimiento y limpieza, pero solo en las calles y avenidas por donde recorrerá el desfile de teas previsto para la noche del 15 de julio en homenaje a los 210 años de la gesta libertaria.

A una semana para la celebración de la gesta del 16 de Julio, recién las autoridades de la comuna se percataron de la falta de limpieza y mantenimiento de la infraestructura vial de la ciudad «maravilla».

Las tareas iniciales consisten en retiro de afiches o empapelados y el repintado, con el color verde, los postes semafóricos que hay en puntos de intersección. Empero se olvidaron de la labor más importante como es la señalética urbana (pasos de cebras, separadores de carriles de avenidas y el recapeo del asfalto de calles y avenidas), que debe tener toda la ciudad capital.

«Estamos repintado postes semafóricos. Hoy (ayer) estamos también trabajando en la reparación de los techos que tenemos en la avenida Mariscal Santa Cruz esquina Colombia, junto en el ingreso del subterráneo», informó el director de Mantenimiento, Omar Rocabado.

Cierre

Un tramo de la calle Pichincha fue cerrada temporalmente a fin de reparar los adoquines que tiene deformaciones y la reposición de piezas donde hace falta.

Como en otros años, el desfile suele realizarse desde la avenida Ingavi, la Socabaya (plaza Murillo), Comercio, Colón y el carril de bajada de las avenidas Mariscal Santa Cruz y 16 de Julio (paseo de El Prado) hasta la plaza del Estudiante.

Rocabado adelantó que la siguiente semana en el mismo recorrido recién se pintará la señalización horizontal de vías, bacheos de algunos sectores y limpieza, a fin de que esté en óptimas condiciones.

Los actos cívicos del 15 de julio contemplan la lectura de la proclama de la Junta Tuitiva en la casa de Pedro Domingo Murillo (calle Jaén), el desfile de teas y la tradicional verbena en la plaza Mayor de San Francisco.

ABANDONO

Al celebrarse este 16 de Julio, los 210 años del grito libertario, la población observó el abandono de La Paz de parte de las autoridades de la Alcaldía, la Gobernación y del Gobierno central y coincidieron en señalar que, a diferencia de otras ciudades capitales, no existen mejoras sobre todo en la infraestructura urbana y es evidente la carencia de obras de impacto.

Para los entrevistados por EL DIARIO, una prueba de ello se refleja en el deteriorado del estado de calles y avenidas, pero sobre todo en la falta del pintado de pasos cebras, separadores de carriles y una respectiva señalética, que debe tener cualquier ciudad, más aún si se trata de la sede de Gobierno.

Basta con caminar por el centro paceño para evidenciar la falta de señalización vial que debe tener una ciudad, tal como ocurre en Santa Cruz, Cochabamba y peor aún si se hace una comparación con ciudades como Buenos Aires, Santiago o Lima, donde la señalética y el asfaltado de sus calles y avenidas son un ejemplo que debería ser tomado en cuenta.

«Es una pena que La Paz no cuente con una señalización para guiar el tránsito por las calles, no hay pasos de cebra, señalética y separadores de carriles, como en otras capitales», dijo uno de los entrevistados.

Para otro ciudadano, este 16 de julio, La Paz no tiene nada que festejar, ante el abandono por parte de las autoridades de la Alcaldía, la Gobernación y el Gobierno central.

«Como paceño me da pena el estado de las calles y avenidas, pero la situación es peor en las provincias, donde no hay obras, los caminos son un desastre y el Gobierno central tampoco hace nada, en estos 13 años no hubo ni una obra de impacto social», dijo Juan Vedia.

No es la primera vez que EL DIARIO observó la falta de mantenimiento de la infraestructura vial de la ciudad «maravilla» ante los «oídos sordos» de las autoridades que solo hacen pequeños arreglos y ponen focos de color en El Prado, olvidando que La Paz ya tiene un rango de metrópoli con más de un millón de habitantes, pero que este desarrollo no se refleja en su infraestructura vial.

El Diario.