La Paz ocupa el primer lugar en casos de feminicidios en Bolivia

En la gestión 2018, el Ministerio Público registró 128 feminicidios en Bolivia. De este número, el departamento de La Paz ocupa el primer lugar con 33. Le siguen Cochabamba con 27, Santa Cruz con 26 y Tarija con 12.

Según los datos de la Fiscalía, en Oruro se reportaron 12 feminicidios. Le siguen Potosí con siete, Chuquisaca con seis, Beni con tres y Pando con dos.

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, expresó su preocupación por el incremento de casos de violencia contra las mujeres. Indicó que “las cifras muestran que no basta hacer leyes, sino trabajar desde el seno mismo de la familia inculcando valores de respeto a la vida de las personas”.

El alto índice de feminicidios también se registra en los primeros meses del año 2019, a razón de un asesinato cada dos días. Según el Sistema Integrado de Gestión de Causas Penales, desde el 1 enero hasta el 24 de febrero, el Ministerio Público registró 19 casos de feminicidios en el territorio boliviano.

“En lo que va del año tenemos 19 casos registrados de feminicidios. Haciendo cálculos, cada dos días una mujer es victimada. Exhortamos a que en las escuelas y principalmente en la familia se inculquen valores como la cultura de paz, el respeto a las personas y la no tolerancia a la violencia”, sostuvo Lanchipa.

Según la máxima autoridad de la Fiscalía, “los datos oficiales registrados en este sistema dan cuenta que seis casos se presentaron en La Paz, cinco en Santa Cruz, tres en Cochabamba, uno en Potosí, uno en Oruro, uno en Tarija, uno en Beni y uno en Pando”.

Respecto al incremento de feminicidios en La Paz, la periodista y feminista Patricia Flores dijo que este alto índice de casos “tiene lamentablemente que ver con la dimensión poblacional y con la naturalización de la violencia en la escena cotidiana y pública, pero por otro lado evidencia que la sociedad boliviana sigue siendo profundamente patriarcal y machista. Es un machismo que llevamos en nuestros genes en nuestra memoria genética como sociedad y como país”, añadió.

Según Flores, los feminicidios son cada vez más crueles. “Lo trágico de lo que vivimos como ciudad, departamento y país es que la violencia contra las mujeres cada vez se torna más cruel e inhumana. Si la muerte ya es inhumana, la muerte de las mujeres no tiene ya nombre por los niveles de crueldad”, comentó.

De acuerdo con los datos de la Fiscalía, desde la promulgación de la Ley 348 -Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia-, se registraron 555 casos. El año 2013 se registraron 26 casos de feminicidios en todo el territorio boliviano, 71 casos en 2014, 110 en 2015, 111 en 2016, 109 en 2017 y 128 en 2018.

De los 555 feminicidios, según la Fiscalía, 220 fueron cerrados con la obtención de sentencias condenatorias, 324 casos se encuentran en proceso, mientras que 11 casos fueron recalificados o extinguidos.

En marzo de 2013 fue promulgada la Ley 348 que tipifica el delito de feminicidio (Artículo 252 bis del Código Penal) con una sanción de 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto.

Las reacciones

La presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, sostuvo ayer que la persistencia de la violencia de género es una realidad inaceptable. “Sobre lo que ya se avanzó, habrá que replantearse los métodos y los enfoques para defender la vida de las mujeres bolivianas; una lucha que no podemos postergar ni perder”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

El senador demócrata y candidato presidencial por la alianza Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, demandó “aplicar castigos ejemplarizadores para frenar el alto número de feminicidios en Bolivia, ya que a dos meses de 2019 se registraron 20 casos en el país”.

El expresidente y candidato presidencial por la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, dijo que “erradicar la creciente violencia contra las mujeres, especialmente las niñas y adolescentes, es la deuda más alta del Estado con la sociedad”.

“Las leyes no han podido disminuir estos delitos; necesitamos un cambio real, drástico y profundo en educación, justicia y prevención”, expresó a través de Twitter.

Tres debilidades de la Ley 348

La Defensoría del Pueblo presentó este mes un informe que evidencia que a pesar de los avances institucionales alcanzados en cumplimiento a la Ley 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, aún no son suficientes para revertir la situación de mujeres víctimas de violencia. La investigación identifica al menos tres debilidades en la aplicación de dicha norma.

“Existe falta de infraestructura, personal y presupuesto (en el país), pero sobre todo para ciudades intermedias y área rural”, dijo la defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

Según el informe, “el personal especializado es insuficiente para la protección de mujeres víctimas de violencia”. Indica que si bien la Policía, mediante la FELCV, ha incrementado la cantidad de personal de investigación, la institución sólo se encuentra en un 22% de los municipios del país. Esta situación “podría atenuarse” mediante la implementación de las unidades móviles contra la violencia.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia
Abrir chat