La Paz destinó Bs 547 millones a prevención y deslizamientos

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz destinó 547 millones de bolivianos (83,2 millones de dólares) en obras de prevención y atención de emergencias en la última década. En ese mismo periodo, alrededor de medio millar de viviendas colapsaron o fueron demolidas por deslizamientos.

“Se trabajó bajo dos planes, uno de prevención -que comienza cada año en abril y concluye en noviembre- y otro en emergencias por la época de lluvias. Las obras que implementamos en zonas de alto y muy alto riesgo están enmarcadas en estos dos planes y la estadística que tenemos es que se invirtió 547 millones de bolivianos en una década”, declaró ayer el secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), José Pacheco.

Las obras de prevención son las que se planifican y las de emergencia, las que se ejecutan ante un suceso como el deslizamiento de San Jorge – Kantutani del pasado 30 de abril. En el primer caso se lanzan procesos de licitación que duran hasta cuatro meses y en el segundo los trabajos se realizan de forma inmediata por los riesgos.

Son trabajos de prevención, por ejemplo, los embovedados (que actúan como cuña para estabilizar determinado sector) y la captación de aguas subterráneas. “Estas obras no se ven porque están cinco o seis metros bajo suelo. En nuestra ciudad tenemos una gran cantidad de vertientes en las laderas Este y Oeste; ello se suma a la calidad de los suelos. (Ambas situaciones) no son de las mejores y generan riesgos”, agregó el especialista.

La Alcaldía paceña ejecuta obras de estabilización que no sólo comprenden muros de contención. La comuna construye también pilotes que tienen entre 12 y 18 metros de profundidad, entre otros trabajos.

“Entre el 2017 y 2018 hicimos una obra muy costosa en la avenida Mecapaca, de la zona Sur. En este sector se evitó el deslizamiento, pero se tuvo que demoler cinco viviendas. En esta área también se captaron las aguas subterráneas”, agregó Pacheco.

El ingeniero y especialista en el área Héctor Macchiavelli Borjes aseguró que aún resta mucho por hacer en la urbe paceña, dadas sus características.

“Aún más si consideramos que el crecimiento de la ciudad es caótico y no hay una planificación adecuada para las zonas de riesgo. Creo que son acciones parecidas a la de los bomberos. Cuando se produce la emergencia, se va a esos sectores”, sostuvo.

Casas demolidas y colapsadas

En la última década, medio millar de inmuebles fueron destruidos por las emergencias en La Paz. “Tenemos que diferenciar las viviendas que colapsaron por los movimientos que se dieron y las que tuvimos que demoler a fin de que no se magnifique el evento”, dijo Pacheco.

“No tengo una estadística, pero estimo que son 500 viviendas de diferente tipo; entre las que colapsaron y las que se demolieron”, añadió.

El megadeslizamiento que se registró en febrero del 2011 afectó a 1.100 inmuebles. “Obviamente, la emergencia más grande fue el deslizamiento de Pampahasi-Callapa, que dejó 6.000 personas damnificadas. Algunas de esas construcciones eran viviendas pequeñas y otras, edificaciones de pisos o sólo terrenos. Por eso, el monto varía. La mayor parte de los inmuebles colapsaron en el megadeslizamiento; el resto, por demolición controlada”, concluyó.

Las tragedias

En los siete macrodistritos se registraron deslizamientos que dejaron a cientos de personas sin techo. Uno de los desastres más recordados ocurrió en 2011 en Callapa.

2011 El megadeslizamiento de Santa Rosa de Callapa ocurrió el 26 de febrero de 2011. En esta tragedia 1.188 familias perdieron sus casas. En total se cuantificaron 6.000 personas afectadas por la emergencia

2012 El 1 de febrero se registró un deslizamiento en Las Lomas que dejó 11 casas precarias afectadas y 45 damnificados.
En la misma zona se registraron otros casos en marzo de 2002 y agosto de 2003.

Pagina Siete.