La Paz: acusado de abuso sexual de unos 9 niños vivía en el kínder

Consternados. Así se encontraban ayer algunos padres de familia de un kínder ubicado en el centro de La Paz, donde presuntamente al menos nueve niños del turno de la tarde fueron víctimas de abuso sexual por parte de un adolescente de 14 años. El acusado es familiar de la portera del establecimiento y entraba y salía de la unidad educativa libremente, según varios papás.

“¿Cómo pasó eso? Él siempre estaba aquí”, decía una mamá en medio de un grupo de padres de familia que ayer comentaba sobre este hecho.

Los padres decían que el adolescente acusado vivía en el kínder con su abuela, quien era la portera del establecimiento. “Más bien ya los sacaron. El domingo sacaron todas sus cosas, ahora hay otro portero”, dijo una mamá.

“Él estaba aquí (en el kínder). Por la mañana ayudaba a su abuela y por la tarde iba al colegio. Luego volvía porque vivía aquí junto a su familia”, dijo otro padre del colegio, quien prefirió guardar su nombre en reserva.

Según el representante de la Junta de Padres de Familia La Paz II o Centro, Marco Antonio Aguilar, el menor de edad acusado “entraba y salía del establecimiento como si fuese su casa”. “Nosotros tenemos entendido que este adolescente de 14 años, acusado de abusar de los niños, vivía en el kínder”, recalcó.

Aguilar sostuvo que al conocer este hecho los padres decidieron protestar el lunes. “Queremos que la Fiscalía nos proporcione un informe para que podamos explicar a los padres lo que pasó”, dijo. Indicó que preliminarmente se conoce que son dos víctimas (de violación) del adolescente. “Al parecer hubo toques en las piernitas de los niños”, sostuvo.

El presidente de la Junta Nacional de Padres de Familia, Franklin Gutiérrez, dijo que aparentemente “son nueve niñas y niños víctimas, pero pueden existir más”. “Otros papás callan por temor al qué dirán”, añadió.

Gutiérrez lamentó que desde enero hasta la fecha ya se registraron tres casos de este tipo en colegios. “Los tres se dan en establecimientos públicos y donde acuden niños pequeños”, dijo.

Según la carta de denuncia que presentó la directora del kínder a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, el pasado 10 de abril, a la que accedió Página Siete, en una reunión de representantes de padres de familia se hizo la denuncia de que un niño grande estaría “agrediendo y realizando toques en algunos niños y niñas del colegio. A consecuencia de ello, los niños presentarían pesadillas y otras alteraciones”. Se menciona a cinco mamás denunciantes.

Esta denuncia no llegó a la Dirección Departamental de Educación. “Nos enteramos esta mañana (ayer) por los medios de comunicación”, dijo el subdirector de la Dirección Departamental de Educación, René Mamani.

La autoridad dijo que inmediatamente solicitó un informe detallado a la dirección distrital. “En el colegio, el director es el garante de la seguridad física y psicológica de los niños”, puntualizó. “Si la directora tenía conocimiento de este hecho y no informó oportunamente, es grave”, indicó.

“La omisión es un delito de incumplimiento de deberes”, dijo Mamani. Sostuvo que la responsabilidad “recae también sobre la portera porque ella debe cuidar a los niños”.

Según las normas, las porteras de las unidades educativas pueden tener a un acompañante dentro del colegio.

De acuerdo con una madre de familia, el acusado y su abuela abandonaron el kínder el pasado domingo. “Recogieron sus cosas y se fueron”, relató.

La directora de la Defensoría de la Niñez del municipio de La Paz, Jaqueline Llanos, dijo que hará seguimiento minucioso a este caso, ya que algunos actos investigativos no se hicieron oportunamente, como el desfile identificativo del autor del hecho.

Según una nota de prensa de la Alcaldía, luego de conocer el caso, el adolescente fue arrestado por la Policía, pero la fiscal Rosario Merlo determinó su libertad con la suscripción de garantías.

La Defensoría realizó una evaluación psicológica a seis niños, de los cuales dos habrían sufrido el hecho delictivo. Ahora los pequeños recibirán apoyo psicológico.

2 casos anteriores registrados en febrero

Primera denuncia El 11 de febrero se denunció el primer caso de abuso sexual contra una niña del nivel inicial, en un establecimiento de Miraflores. La pequeña identificó a su agresor, quien resultó ser el padre de otra alumna. De acuerdo con la denuncia, el acusado realizó toques impúdicos en la pequeña, cuando ingresó al baño. Los padres de la niña se enteraron de lo que pasó y denunciaron al hombre, quien fue aprehendido y luego fue remitido al penal de San Pedro con detención preventiva.
Segunda denuncia Una semana después del primer caso se registró otra denuncia. Sucedió en un establecimiento de la zona Sur. Se trata de un hombre de 56 años que fue aprehendido luego de que una menor de edad lo reconociera como su agresor. Fue el padre de la víctima quien denunció el hecho ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) del Macrodistrito Sur. Luego de la denuncia, el acusado fue aprehendido y derivado al penal de San Pedro, donde guarda detención preventiva.