La nacionalización generó gigantesca renta petrolera que se traduce en inversiones: Rodríguez

La nacionalización de los hidrocarburos, implementada en mayo de 2006, generó una gigantesca renta petrolera que se traduce en inversiones, destacó el martes el gerente general del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

«Hay varias consideraciones de este proceso. Lo que hubo fue una recuperación del excedente, hubo un cambio en lo que respecta a la tributación por parte de las trasnacionales y eso le permitió una renta petrolera gigantesca al país, más de 30.000 millones de dólares que se han traducido en inversiones y capacidad de gasto por parte del Estado en cuanto a su política social», puntualizó.

A su juicio, la recuperación de los hidrocarburos permitió también convertir a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en un actor protagónico en la industrialización del gas y en un instrumento para el desarrollo del país.

Afirmó que esa situación fue importante para que Bolivia pase de ser un importador de Gas Licuado de Petróleo (GLP), a exportador de ese hidrocarburo líquido.

Remarcó también que la nacionalización de los hidrocarburos permitió que Bolivia encare la industrialización del gas, a partir de la producción de fertilizantes, como la urea, y a iniciar la era de los biocombustibles, para dejar de destinar importantes recursos en la importación de diesel.
mcr/rsl ABI