La FELCV registró 649 casos de estupro y violación a menores

Desde el mes de enero, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) registró 649 denuncias de estupro y violación contra niños, niñas y adolescentes en el país. A esta cifra se suman 489 casos de violación a personas adultas, lo que hace un total de 1.138 casos de delitos contra la libertad sexual.

“Los delitos contra la libertad sexual, estupro, violación y violación de infante, niña, niño y adolescente se han producido en el territorio nacional en un total de 1.138. Estupro 313 denuncias, violación a adultos 489, violación niño, niña, adolescentes 336, haciendo un total de 1.138 de enero a la fecha”, informó el director nacional de la FELCV, coronel Miguel Mercado.

Estos datos revelan que en el 57% de los casos denunciados las víctimas son menores de edad.

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la violencia sexual puede tener consecuencias físicas, psicológicas y sociales graves a corto y largo plazo, no sólo para las niñas o niños, sino también para sus familias y comunidades. Algunas de las consecuencias son que ellos pueden llegar a padecer enfermedades, embarazos no deseados, trastornos psicológicos, pueden ser estigmatizados, discriminados o llegar a presentar dificultades en su desarrollo normal, como en la escuela.

La mayoría de los agresores sexuales de niños, niñas y adolescentes pertenecen al entorno familiar, por lo que un 12,4% de las víctimas no logra identificarlos, de acuerdo a un estudio del Instituto de Investigaciones en Ciencias del Comportamiento (IICC), de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”.

Hace como seis meses, el ministro de Justicia, Héctor Arce Zaconeta, alertó que en Bolivia cada día se registran entre tres y cuatro casos de violación contra niños y niñas.

En menos de una semana se conocieron de casos de abuso sexual que consternaron a la población, dos en Chuquisaca, donde una niña de 10 años tiene 19 semanas de embarazo producto de una violación en el municipio de Macharetí y la otra de 13 años, cuyas agresiones fueron denunciadas por una trabajadora del hogar que descubrió los vejamenes al leer el diario de la víctima.

Otro es el caso en el que una adolescente asesinó al que la violaba en Tiraque, Cochabamba.

Ayer también se conoció que una adolescente de 17 años fue abusada por un chofer que la contrató como voceadora en la ciudad de El Alto.

Código Penal

Violación Si el delito de violación fuere a menor que no ha llegado a la edad de la pubertad, el hecho se sancionará con una pena de diez a veinte años de presidio.
Estupro El que mediante seducción o engaño tuviere acceso carnal con una mujer que hubiere llegado a la pubertad y fuera menor de 17 años, incurrirá en la pena de privación de libertad de dos a seis años.

Dos hermanas eran violadas por su padrastro por más de 4 años

Una joven de 18 años y su hermana, una adolescente de 14 años, eran abusadas sexualmente por su padrastro durante cuatro años. La madre de las víctimas dijo que no sabía nada de lo que ocurría en su casa.

Mariela Soto, abogada de las víctimas, contó que el hecho ocurrió en la zona Los Lotes, en el departamento de Santa Cruz. El padrastro aprovechaba que la madre trabajaba por las noches, entonces él ingresaba al cuarto de una de las niñas para cometer los vejámenes.

“Ellas vivían con su padrastro. La mamá tiene una actividad comercial por la noche. El padrastro aprovechaba cuando la madre no estaba en su casa. La madre llevaba a (vender) a una de las niñas, entonces él entraba al cuarto, ya sea de la una o de la otra, de quien se haya quedado en la casa”, informó la abogada.

En una ocasión, la adolescente de 18 años vio que su hermana también era víctima de abuso sexual por parte de su padrastro. Fue entonces que ambas decidieron contar a su madre lo que les ocurría en su ausencia.

La madre afirmó que no tenía conocimiento de nada y que sólo se enteró cuando una de ellas le contó lo que pasaba en su casa.

“Yo no sabía, estaba en el mercado, cuando llegue eso me avisaron mis hijas. (Él) me decía que mis hijas no hacían caso”, relató entre sollozos la mujer, quien además contó que tenían discusiones con su pareja por las quejas frecuentes de él contra sus hijas.

Otro caso en Tarija

El 4 de mayo, el Tribunal de Sentencia Tercero de la Capital dictó 15 años de cárcel para Vicente F.J. por el delito de violación a una niña de cinco años, la pena debe cumplirse en el penal de Morros Blancos.

El denunciado, Vicente F.J., reconoció ser autor del delito y solicitó someterse a un proceso abreviado, informó el fiscal de Tarija, Aimore Álvarez.

De acuerdo a la investigación del caso, el hecho ocurrió cuando la víctima fue a dejar el almuerzo al agresor que es su tío, pero éste le dijo que entre a su cuarto, donde puso música con alto volumen y procedió a agredirla sexualmente.

Niño de dos años fue víctima de violación

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Miguel Mercado, informó que Sebastián S., de 18 años, abusó sexualmente de su hijastro de dos años aprovechando que la madre no se encontraba en su casa.

Mercado contó que Sebastián S., padrastro del niño, y la madre de 21 años fueron al mercado, pero él decidió retornar a su casa y le dijo a su pareja que tenía que realizar otras actividades que se había olvidado.

Él, aprovechando que se encontraba solo con el niño, cometió el vejamen. Luego el padrastro fingió que se había producido un robo en su casa y que el infante se encontraba consternado y mal.

“Inmediatamente el niño fue traslado al hospital para que le realicen una valoración con un especialista. El médico en su informe señala que habría una lesión en la regional anal”, indicó Mercado.

Sebastián S. fue aprehendido y enviado de manera preventiva a la cárcel por el delito de violación de infante, mientras dure la investigación tanto de la Policía como de los representantes del Ministerio Público.

Sentencia en otro caso

El 5 de mayo, el Tribunal de Sentencia Penal 1° de Bermejo sentenció a 25 años de privación de libertad a Roberto P. H. por la violación de su hijastro de ocho años.

El hecho se suscitó el 4 de mayo de 2017, cuando el agresor aprovechó de su fuerza para someter al pequeño, luego lo amenazó indicando que si contaba lo ocurrido lo mataría a él, a su madre y a su pequeño hermano de dos años de edad.

Roberto P.H. debe cumplir su condena en el Penal de Morros Blancos.

Pagina Siete.