Los bolivianos migrantes que regresan, tienen dos obstáculos: La Aduana y la Policía