Juicio cambia de radicatoria

JUAN BASCOPÉ, EL ÚNICO ACUSADO, SUFRE LAS SECUELAS DE LA TORTURA A LA QUE FUE SOMETIDO.

El Tribunal Primero de Sentencia de Achacachi, a cargo del juez Beltrán Quispe Pucho, determinó ayer continuar el juicio oral del denominado caso Apolo en su lugar de residencia, el único acusado por este caso, Juan Bascopé, lamentó la medida debido a su imposibilidad económica para cubrir los costos económicos que implica el traslado hasta esa población.

“El trasladarnos hasta Achacachi cada audiencia significa gastar en pasajes, tanto para mí como para mis familiares y por su puesto los honorarios de mi abogado. También afecta mi estado de salud, porque yo quedé con secuelas después de la tortura de la que fui víctima”, dijo.

El juicio oral del denominado “caso Apolo” empezó el 29 de octubre de 2018, después de cuatro años y tres meses de mantener detenido preventivamente a Juan Bascopé, el único acusado de asesinato a efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), durante un enfrentamiento por la erradicación de supuestos cultivos de coca ilegal.

Ante la crítica situación que enfrenta, Bascopé anunció que pedirá que el juicio continúe en La Paz, entretanto fue notificado para asistir a la tercera audiencia que se realizará a las 16.30 h de mañana jueves 15 en el tribunal de Achacachi.

Datos de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) señalan que Juan Bascopé es el único detenido por el caso Apolo, del 19 de octubre de 2013, donde la FTC reprimió brutalmente a familias humildes de productores de coca tradicional, con el lamentable saldo de cuatro muertos tres militares y un civil muerto.

El Diario

Publicidad
FmBolivia