Juez envía a Carlos Romero a San Pedro, su abogado pide garantías en la cárcel

38

Después de una audiencia de casi siete horas, el juez primero Anticorrupción, Álan Zárate, decidió enviar a la cárcel con detención preventiva al exministro de Gobierno Carlos Romero, imputado por delitos de corrupción en el caso Uelicn.

Uno de los hombres fuertes del gobierno de Evo Morales ingresó al penal de San Pedro a las 18:35, enmanillado, custodiado por policías y en medio de empujones de personas que se apostaron a su alrededor para gritarle.

Tres horas antes se había dado el fallo. El fiscal del caso, Germán Rea, declaró que el juez tomó esa determinación porque se comprobó los riesgos de autoría y porque la defensa de Romero no pudo demostrar cuál era el domicilio real de su defendido.

En la audiencia, la Fiscalía sostuvo que la exautoridad dijo que vivía en un departamento en el pasaje Villegas en Sopocachi, sin embargo, cuando fue trasladado a la Caja Petrolera de emergencia se encontraba en una vivienda en Auquisamaña. Además, mostró que en su carnet de identidad figura como su hogar la avenida Buenos Aires.

“Lamentablemente, para el juez existen elementos de convicción sobre una posible autoría y sólo el domicilio está en cuestión (…) vamos a pedir a las autoridades de la cárcel que le den las garantías correspondientes porque ya dijimos que su vida corre peligro”, dijo el abogado de Romero, Andrés Zúñiga.

El exministro de Gobierno fue imputado por los delitos de uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes. La parte acusadora resaltó en la sala que por el cargo que tenía Romero sabía que la entonces coordinadora de la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn), Vivian Kharen Flores, hacía las licitaciones y conocía los procesos irregulares que se llevaban a cabo.

Zúñiga explicó que en ninguno de esos documentos figura la firma de su cliente. Asimismo, la exautoridad declaró -en la audiencia- que él no contrató a Flores, sólo la reafirmó en su cargo porque no había observaciones.

Además, acotó que no conocía ni en fotografías a los dueños de la empresa Horizontal Aviación, la que se presume se benefició con las licitaciones.

Hasta los juzgados llegaron los denominados pititas y otras personas que denunciaron a Romero por varios casos. Esperaron horas afuera de la sala principal y sólo querían “que se haga justicia”.

Después del fallo del juez, Romero salió de los juzgados en silencio. Jóvenes que esperaban afuera comenzaron a gritarle, uno de ellos logró darle un golpe en la cabeza, la Policía y algunos periodistas lo criticaron.

“La justicia tarda, pero llega. Este hombre ha hecho daño a mucha gente y ahora ya no es poderoso, tiene que pagar sus delitos”, dijo una mujer que llegó a la cárcel de San Pedro minutos antes de que llegara el exministro, quien pasó la noche en un lugar aislado de la población carcelaria.

Incidente presentado

Resolución Antes de comenzar la audiencia cautelar, el juez Zárate resolvió un incidente que presentó la defensa de Carlos Romero. El juez declaró el recurso en favor de la exautoridad, explicó que hubo irregularidades en el proceso de aprehensión, sin embargo, esto no influyó en su determinación final.
Aprehensión El abogado Andrés Zuñiga calificó de injusta la aprehensión de Romero debido a que la exautoridad es el único sustento de su madre, que tiene 84 años, y padece diferentes enfermedades. Presentó documentos para demostrar que la exautoridad tiene la profesión de abogado. Adelantó que apelará la determinación del juez para que Romero se defienda en libertad.

Pagina Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by