Juan Del Granado ve conspiración del MAS contra la gestión de Revilla

El exalcalde de la ciudad de La Paz Juan Del Granado salió en defensa de Luis Revilla y dijo que la gestión del actual burgomaestre sufre una “conspiración”, alentada por antiguos y actuales militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“No tengo la información técnica suficiente para pronunciarme sobre el contenido técnico-urbanístico del proyecto ‘World Trade Center’, pero no puedo guardar silencio sobre la utilización de datos y actos de mi gestión, para montar y desplegar lo que aparece como una clara conspiración en contra de la gestión de Luis Revilla”, escribió Del Granado en su muro de Facebook.

La exautoridad, que fue jefe del Movimiento Sin Miedo, partido del que formó parte Revilla, refiere que la “conspiración está alentada por antiguos y actuales militantes del MAS, partido caracterizado no sólo por la corrupción, sino por su afán antidemocrático y desestabilizador de gobiernos subnacionales que no le son afines”.

Cecilia Chacón, exministra de Defensa y concejala de SOL.bo, quien realizó denuncias sobre el caso, escribió una respuesta en su muro de Facebook. En ese texto indica que “no hay complot”, al menos no de su parte. “La ciudadanía me eligió para legislar y fiscalizar y eso hago, nada más”, refirió.

El tema “Curva de Holguín”

Del Granado sostiene que en el tema de la “Curva de Holguín”, el año 2000, la encontró “‘propietarizada’ en favor del señor Edwin Saavedra, en una extensión total de 84.426 m2, como consecuencia de resoluciones y ordenanzas municipales anteriores, claramente ilegales e irregulares”.

“Por eso, iniciada mi gestión, dicté la Resolución 78/00 de 24 de marzo de 2000 y la Ordenanza Municipal N° 23/00 de 4 de abril del mismo año, que dejaron sin efecto códigos catastrales irregulares y, especialmente, anularon la referida ‘propietarización’ de 84.426 m2”, agrega.

Luego, la exautoridad menciona que el año 2000 conformó una comisión técnica que, después de siete meses, concluyó un estudio técnico-legal de todos los antecedentes, a base del que, en diciembre de ese mismo año, firmó un “Acuerdo Conciliatorio” con Saavedra.

En ese acuerdo se estableció -menciona Del Granado- que Saavedra “no era propietario de 84.426 m2, ya que mediante partidas emitidas por el Registro de Derechos Reales, sólo podía acreditar, documentalmente, propiedad sobre 47.710 m2”.

En el convenio también se dejó sentado que el municipio “era propietario de al menos 36.716 m2” y se contempló que Saavedra cedería 11.274 m2 al municipio.

La exautoridad indica que el “Acuerdo” sólo entraría en vigencia si el Concejo aprobaba las ordenanzas municipales correspondientes. “Dichas ordenanzas municipales no fueron aprobadas durante mi gestión”, afirma Del Granado, quien también subraya que “el ‘Acuerdo Conciliatorio’ no entró en vigencia”.

“Ese fue el resultado de mi gestión al año 2010, y sobre el cual el alcalde Luis Revilla firmó el convenio en agosto de 2017 que consolida la propiedad municipal declarada en 2001, reconociéndose al mismo tiempo los 47.710 m2 acreditados por el señor Saavedra”, concluye Del Granado.

Pagina Siete.