Joven de Caranavi con síntomas de Arenavirus pide ayuda

Hilarión F.M., de 24 años, llegó a La Paz el jueves derivado del Hospital Municipal de Caranavi con síntomas similares a los que presentó antes de fallecer la médica interna Ximena Cuéllar. El joven agricultor sufría fiebre y sangrado por la boca. La familia ya gastó 8.000 bolivianos y ahora necesita otros 4.000 para pagar estudios complementarios.

La mamá de Hilarión contó que inicialmente sufrió dolores de cabeza y que luego tuvo sangrado por la boca, por lo que fue llevado al hospital de Caranavi el 6 de junio, de donde se dispuso su traslado a La Paz.

En principio fue internado en el Hospital de Clínicas y de allí derivado al Hospital Juan XXIII, donde continúa internado. En todo este tiempo la familia no ha recibido una explicación completa de la enfermedad y el personal del Juan XXIII negó información a este medio con el argumento de que no había autorización del Ministerio de Salud.

“En el otro hospital (Clínicas) el SUS nos estaba ayudando; aquí (Juan XXIII) nada, nosotros tenemos que pagar todo”, relató la madre a Página Siete.

Consultado sobre caso, el viceministro de Salud y Promoción, Álvaro Terrazas Peláez, declaró que el Sedes, en coordinación con el municipio de Caranavi, haría el seguimiento.

Sin embargo, pese al riesgo de contagio y a que no se ha descartado que se trate del Arenavirus, hasta ayer ni el Ministerio de Salud ni el Sedes se contactó con la familia del joven.

Según explicó la madre de Hilarión, en el Hospital Juan XXIII le dieron un diagnóstico preliminar de dengue, pero pidieron que se complemente el resultado con otros estudios, entre ellos una tomogroafía en un hospital de Ciudad Satélite.

El dinero que aún les falta, 4.000 bolivianos, es para terminar de pagar los gastos del hospital y esos estudios, con los que se espera dar con las causas de los intensos dolores de cabeza que Hilarión aún padece.

El hermano de Hilarión, que llegó ayer de Caranavi, contó que comenzó a presentar los síntomas después de su retorno de un viaje que hizo al municipio de Guanay, a donde fue para trabajar en el cultivo de arroz.

Pagina siete.

Publicidad