Iquique ofrece a empresarios de Bolivia negocios y turismo

Iquique ofrece playa, sitios turísticos, negocios y la posibilidad de que empresarios bolivianos puedan instalarse en los parques industriales de la zona franca y sacar sus productos al exterior, aprovechando los tratados de libre comercio que tiene suscritos Chile con varios mercados.

La anterior semana, una misión de empresarios hoteleros y de turismo visitaron La Paz y Santa Cruz para promocionar los atractivos de esa región al norte de Chile con el auspicio del Servicio Nacional de Turismo (Senatur).

La directora de Senatur, Tarapacá, Bárbara Rojas, destacó que Iquique ofrece comercio con la Zona Franca, una costa inmensa con las mejores playas de la región donde el turista boliviano puede disfrutar de un agradable clima la mayor parte del año.

La ciudad alberga un complejo hotelero con costos para todo bolsillo y muchos con una vista espectacular al mar, destacó.

El visitante también puede disfrutar de aguas termales, géiseres, patrimonio histórico, turismo de aventura en los desiertos y una gastronomía de primera, agregó.

Rojas explicó que un 80% del flujo de turistas que visita Iquique son ciudadanos nacionales y un 20% de extranjeros y dentro de ese grupo los bolivianos representan el 10%.

Por su lado, Rubén Rosas, subgerente de comunicación y asuntos corporativos de la Zona Franca de Iquique (ZOFRI), señaló que cada año se mueven 4.000 millones de dólares en ventas y hasta un 45% de los que se comercializa va hacia Bolivia (ver gráfica).

Destacan las ventas de artículos electrónicos, muebles, textiles, automóviles, destacan entre las principales importaciones que realiza Bolivia.

Sin embargo, fuera de este comercio, indicó que para los inversionistas interesados en la zona franca hay parques empresariales donde pueden instalarse y generar valor agregado a sus insumos o productos y exportar desde ahí a diferentes destinos bajo la denominación de origen.

Chile tiene varios tratados de libre comercio y se pueden aprovechar las ventajas comparativas que supone.

La zona está abierta a cualquier producto que los empresarios bolivianos estén interesados en exportar, ya sea madera, granos, solo para mencionar algunos, añadió.

Datos oficiales dan cuenta que la zona franca comercial más grande e importante de Sudamérica, en 2018 registró volúmenes de ventas por 4.079 millones de dólares, lo que representó un volumen de negocios total, incluyendo las compras, superior a los 8.300 millones de dólares.

El número de empresas usuarias aumentó en un 20% en los últimos 10 años y Bolivia es el principal socio comercial de ZOFRI como destino extranjero de las mercaderías comercializadas. Le siguen Paraguay, Perú y en menor medida Argentina y Uruguay.

Aunque esta última se vio reducida en Bolivia de 996 millones de dólares en 2014 a 617 millones de dólares en 2018 (ver info 2).

Respecto de las compras, los principales países proveedores de mercancías que son comercializadas en ZOFRI son China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Chile, entre otros.

ZOFRI integra un sistema logístico que componen un puerto que es operado por dos empresas (una empresa pública y otra privada), que maneja carga en contenedores y a granel.

La frecuencia naviera es de un barco diario aproximadamente, siendo el tiempo promedio de viaje del orden de 28 días desde Asia. Esto es, 15 días menos que cualquier otro terminal portuario de Chile.

Las ventas del MALL (ícono del turismo-comercial del Norte Grande) durante 2018 sumaron más de 260 millones de dólares y en la última década aumentaron en más de 60%, mientras que su superficie utilizable creció 59%.

El centro comercial es visitado cada año por unos 10 millones de personas, que prefieren la variedad de productos y que además aprovechan la franquicia viajera de 1.375 dólares libres de impuestos.

Pagina Siete.