Investigan el feminicidio de Nancy Villarroel y detienen a su pareja

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz investiga el feminicidio de Nancy Villarroel, una mujer de 55 años que desapareció el pasado 9 de julio. Ayer aprehendieron a su pareja José Alejandro Torrico, con quien se encontraba en un proceso de separación.

“Aun no encontramos el cuerpo de la mujer; sin embargo, realizamos tareas vinculadas a un presunto hecho de feminicidio que pudo haber cometido su marido”, declaró el director de la Felcc, Jhonny Aguilera.

El pasado 9 de julio, el día que se realizó el paro en la capital oriental, la mujer de 55 años salió de su domicilio ubicado en el barrio Las Palmas, antes del mediodía, con rumbo desconocido.

Ese mismo día los hijos recibieron un mensaje de WhatsApp en el que Nancy les decía que iba a viajar por unos días. Incrédulos, revisaron la habitación de su madre y hallaron tanto su carnet de identidad como su pasaporte, por lo que descartaron esa posibilidad. Esa tarde presentaron la denuncia ante la Policía.

Los uniformados analizaron el mensaje e identificaron que no era de Nancy. “Los menores de edad recibieron mensajes que no guardan relación con el lenguaje que tienen con su madre y hallamos una incongruencia”, declaró Aguilera.

Luego investigaron el domicilio en el que vivía la mujer y descubrieron que faltaba una alfombra y algunas toallas con las que pudo ser transportado el cuerpo. Además, sometieron a una prueba de luminol el interior del vehículo de su esposo y descubrieron manchas de sangre que fueron limpiadas.

También hicieron un seguimiento al celular de la mujer como al de la pareja e identificaron que la última señal que envió el equipo de Nancy fue de la laguna Palmira, que se encuentra en la ruta a Porongo. Ayer al mediodía, efectivos de la Policía y miembros del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) llegaron a esta zona para buscar el cuerpo de la mujer. Pese a los esfuerzos y al rastrillaje con canes no lo encontraron.

“Consideramos que era probable que esté ahí. Continuaremos con la búsqueda”, dijo Aguilera.

Ante estas evidencias, la Policía aprehendió al esposo y lo puso a disposición del Ministerio Público, que podría imputarlo por feminicidio. “El sospechoso es su esposo, quien es un licenciado en economía y propietario de una fábrica de pinturas”.

El oficial de la Policía añadió que en el celular de Torrico hallaron páginas de hoteles, por lo que presumen que intentaba escapar. No descartaron que la mujer fuera víctima de trata y tráfico o que se hubiera escapado por decisión propia.

Pagina Siete.

Publicidad