Instalación de plantas de reciclaje requiere incentivos

La instalación de plantas de reciclaje a nivel nacional es una alternativa viable para proteger el medioambiente, y es una apuesta fuerte del sector empresarial, sin embargo, requiere de condiciones normativas para un apoyo a las iniciativas pequeñas y medianas así como incentivos para que la inversión se realice, que puede ser en alianza con el sector público o emprendimientos particulares, según se desprende de la presentación del Kiosco Verde la Cámara Nacional de Industrias.

La instalación de plantas de reciclaje es una perspectiva posible, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, en la presentación de la iniciativa empresarial Kiosco Verde.

“En Bolivia de debe buscar la manera de instalar plantas de reciclaje y habría que encontrar opciones, tal vez incentivos gubernamentales, porque el problema de la basura se ha vuelto muy grande y recién el país despierta a este enorme problema”, reflexionó.

Señaló que el sector industrial, a través del Kiosco Verde, busca una solución integral al tema de los residuos sólidos, en el marco de la ley. “Es decir, el que produce plásticos o desechos tiene que hacerse cargo de esos desechos”, sostuvo a tiempo de indicar que el kiosco quiere ser una solución y trabajar de manera conjunta con los productores para ayudarlos a mejorar los porcentajes de reciclabilidad y minimizar el impacto ambiental.

De la mano de la cooperación internacional, como Swisscontact, la misión de la Cámara es ayudar a los productores a reducir el impacto ambiental.

RENTABLE

La inversión en planta de reciclaje es rentable y sí es posible instalar éstas a escala, dijo a tiempo de indicar que una muestra de ello es Empacar, una fábrica de reciclado de botellas Pet de grado alimenticio.

“Es una inversión grande y es una apuesta importante al reciclado», indicó.

Es por ello que opina que se debe buscar la manera de brindar incentivos a asociaciones público-privadas, o solamente privadas, para que puedan instalar plantas de reciclaje de todos los elementos que puedan seguir ese proceso.

“Creo que eso nos ayudaría muchísimo a proteger el medio ambiente», apuntó y señaló que también toca trabajar con la gente, mediante campañas, para concientizar a las personas sobre la correcta disposición de los envases.

BOLSAS

En el caso de las bolsas, el titular de la CNI reconoció que es un problema grave, pero advirtió que la eliminación paulatina enfrentará dificultades debido al mercado informal, donde se concentra el mayor uso del artículo.

Dijo que está en curso una ley para la eliminación gradual de las bolsas plásticas, y como cámara apoyan la sustitución de éste por otros elementos, y el mercado formal se adecuará a la iniciativa, pero el que no podrá adoptar la determinación es el mercado informal, ya que el producto no sólo es nacional, sino que viene de otros países también.

NORMA Y APOYO

Por su parte, la representante de Swisscontac, Jimena Ayo, opinó que se debe pasar de una economía lineal a una circular, y el Estado debería apoyar este cambio a través de la promoción, y el respaldo a los emprendimientos medianos y chicos.

Señaló que los emprendimientos medianos y chicos, son afectados por el tema impositivo, crediticio y por el mercado, que todavía no está abierto. Dijo que hay emprendimientos que elaboraron politubos, de materiales reciclables, pero que no compran en el mercado nacional, a pesar de cumplir con los estándares de calidad.

Es por ello que Ayo plantea que el Estado debería incentivar al consumo de productos verdes, cuyo respaldo se reflejaría en la protección del medio ambiente.

KIOSCO VERDE

Por otra parte, la presentación del Kiosco verde estuvo a cargo de Iván Larrazábal, gerente de Promoción Industrial, quien dijo que en 2010 los residuos generados a nivel nacional alcanzaron a 1,6 toneladas, mientras que en 2015 la cifra subió a casi 1,8 toneladas.

Señaló que a nivel mundial la generación de residuos oscila entre 7.000 a 10.000 millones de toneladas por año, y que 3.000 millones de personas carecen de acceso a instalaciones controladas de gestión de residuos.

Informó que en la composición de los residuos, los materiales orgánicos alcanzan a 55,2 por ciento, el plástico 10,2 por ciento, papel y cartón 6,5 por ciento, metales 2,5 por ciento, vidrio 2,9 por ciento y otros 22,7 por ciento.

En el caso del porcentaje de recuperación, el material orgánico sólo alcanza 1,6 por ciento, mientras que los metales, vidrios, papel y cartón, plástico y otros son 16,6 por ciento.

Ante esa realidad adversa que genera la basura, Kiosco Verde busca reducir el impacto ambiental a través del reciclaje de todos esos elementos y apoyar a las empresas para que puedan gestionar responsablemente el reciclaje de materiales.

Publicidad
Abrir chat