Inspección: pozo Incahuasi 5 aportará 3,5 MMmcd de gas

El pozo Incahuasi 5, ubicado en el municipio de Lagunillas (Santa Cruz), aportará 3,5 millones de metros cúbicos día (MMmcd) desde el siguiente año. Tiene una profundidad de 5.040 metros.

El presidente Evo Morales realizó ayer una inspección y dijo que en el yacimiento se estima una reserva de gas natural de cinco trillones de pies cúbicos (TCF).

“Este pozo va a aportar a la producción con 3,5 millones de metros cúbicos día. Es uno de los pozos importantes con una inversión de más de 90 millones de dólares. Se estima 1.700 millones de dólares de nuevos ingresos para el país”, afirmó el mandatario durante el recorrido de ese campo gasífero que fue descubierto en 2004 por la petrolera francesa Total.

Morales recordó que en Santa Cruz se producían 7 MMmcd y el año pasado se llegó hasta los 16 MMmcd.

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, aseguró que el nuevo pozo del campo Incahuasi garantiza un incremento del 7% en la producción de gas del país, que a su vez significa el 20% de aumento en la oferta del departamento cruceño.

La inversión total para el pozo, que incluye planchada, perforación e interconexión, es de aproximadamente 95 millones de dólares. Sin embargo, a la fecha en el pozo Incahuasi 5 se ejecutó con un presupuesto de 39 millones de dólares.

Los 3,5 MMmcd del pozo Incahuasi 5 incrementará la producción del campo Aquio-Incahuasi hasta alcanzar 11 MMmcd en su etapa de máxima producción.

El gas proveniente de este pozo será procesado en la planta Incahuasi, Camiri, señala una nota de prensa de YPFB.

Este proyecto es parte de una serie de obras que desarrolla Total E&P Bolivie, con sus socios Gazprom, Tecpetrol, YPFB Chaco, bajo contrato de operación con YPFB, que incluye la ampliación de la capacidad de procesamiento de la planta Incahuasi hasta 11 MMmcd.

Para el experto José Padilla, el campo Incahuasi aumentó su producción de seis MMmcd a nueve MMmcd porque se incorporó un pozo más, pero con una explotación “acelerada”.

“Es necesario indicar que cada pozo de producción del campo Incahuasi debería producir dos MMmcd y multiplicado por cuatro son ocho MMmcd, pero en total son nueve MMmcd y eso es por una explotación acelerada y esto puede traer consecuencias negativas por agotamiento como ocurrió con los campos San Alberto y Sábalo (en Tarija) a corto plazo”, advirtió el analista.

El campo Incahuasi entró en operación en 2016.

Pagina Siete.

Publicidad
FmBolivia