INRA detecta “clanes de exfuncionarios” del gobierno del MAS en tráfico de tierras

50

La nueva administración del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) informó hoy que como resultado de una investigación, se detectó que “clanes de exfuncionarios” del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) se beneficiaron con el tráfico de tierras y corrupción dentro de la institución estatal.

El director del INRA, Alejandro Machicao, explicó en conferencia de prensa que producto de una intervención se pudo identificar algunos procesos que están afectados por irregularidades y actos de corrupción.

“Es nuestra obligación como nuevas autoridades de este nuevo proceso de Reforma Agraria, poner en conocimiento de la población que existen clanes de exfuncionarios que han estado favoreciéndose con el tráfico de tierras y otros actos de corrupción en el transcurso del anterior período de gobierno”, dijo la autoridad, según un comunicado de prensa del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

El nuevo director del INRA asumió funciones el 6 de marzo y debido al brote de la pandemia del coronavirus instruyó la paralización de cualquier trámite o proceso administrativo agrario en cumplimiento al Decreto Supremo 4199.

Machicao detalló que entre las irregularidades se identificó que el exdirector general de Distribución de Tierras, Javier Mauricio Rojas Orellana, en calidad de abogado y apoderado de la colonia menonita “Neuland”, y aprovechando su cargo, firmó una resolución administrativa que anula la autorización de asentamiento y el proceso de dotación de predios a la comunidad campesina Los Tajibos, para favorecer a la colonia.

“La documentación que tenemos en el INRA es fehaciente, es una prueba contundente y presumimos que este exdirector se favoreció con la nulidad de la comunidad Los Tajibos; de esta manera, se realizan las investigaciones y se iniciarán las acciones legales correspondientes”, precisó la autoridad.

Por su parte el viceministro de Tierras, Gustavo Terrazas, reveló que en su despacho cursan denuncias contra Rojas, en las que mediante memoriales detallan que el exdirector se negó a hacer notificaciones pese a que en su momento la legalidad le obligaba a realizarlas.

“Tenemos los testigos que van a presentar su declaración y pasaremos a conocimiento del Ministerio Público, de cobros ilegales que él pretendía hacer referente a la solicitud de notificaciones”, denunció Terrazas.

Remarcó que también pesa sobre Rojas una denuncia de la Organización Indígena Chiquitana (OICH), que fue presentada en marzo, en la que piden la destitución del exdirector porque también era parte del trabajo de distribución de tierras que se realizó dentro de la Chiquitania (en la anterior gestión), donde él hizo la distribución y luego también la fiscalización.

Ambas autoridades anunciaron que esas y otras denuncias serán presentadas en los próximos días ante el Ministerio Público para que inicie las indagaciones correspondientes.

Periódico Bolivia