Inician demolición de inmuebles con riesgo de colapso

La comuna paceña comenzó a demoler tres de los 22 inmuebles que se encuentran en la franja roja para estabilizar la zona del deslizamiento San Jorge Kantutani. Este trabajo se realiza de forma manual porque, por el momento, no puede ingresar maquinaria.

“Hoy (ayer) comenzaron las tareas de demolición controlada. Ya son tres las viviendas donde el personal está interviniendo. Este trabajo se realiza de forma manual porque no puede ingresar la maquinaria pesada. Comenzamos la demolición con gente especializada”, dijo el subalcalde de Cotahuma, José Quiroga.

El deslizamiento se registró el martes 30 de abril y provocó el colapso de 68 inmuebles en el sector de San Jorge Kantutani.

Luego de la emergencia, la Alcaldía dividió el área afectada en tres áreas. La primera es la zona roja con 22 inmuebles que, por los daños en su estructura, deben ser demolidos. La segunda es la franja verde con 26 casas que aún deben ser sometidas a una evaluación técnica para definir si serán demolidas o no; y la franja azul con 53 viviendas, de las que fueron evacuadas sus moradores por prevención luego del deslizamiento.

Hasta ahora, 19 de los 22 propietarios de la franja roja aceptaron la demolición de sus inmuebles con el compromiso edil de que serán expropiados, por lo que recibirán un pago. Entre los que aún no aceptan el convenio están una iglesia evangélica que consultará a sus feligreses, una familia que busca un lugar donde trasladar a uno de sus miembros que sufre de paraplejía y un abogado.

Según la comuna, estas construcciones deben ser demolidas para estabilizar toda la zona. Luego, la Alcaldía hará una evaluación técnica de cada una de las 26 casas que se encuentran en el área verde para ver si se mantienen o si serán derrumbadas.

La maquinaria pesada trabaja en la parte baja del área afectada. Según las autoridades ediles, se requiere derrumbar los predios más afectados para estabilizar todo el sector. “Urge la demolición de las casas porque corremos el riesgo de que si no las derrumbamos, pueden jalar al vecino de a lado. Hay además una urgencia por el mal tiempo”, sostuvo el subalcalde Quiroga.

En el sector del deslizamiento aún continúan las tareas de búsqueda de cuatro personas desaparecidas. Voceros de Defensa Civil, en una anterior oportunidad, dijeron que las posibilidades son cada vez menores debido a la basura y porque varios vecinos afectados ingresaron a la zona para recuperar sus enseres.

Pagina Siete