Indígenas rechazan marcha desde la Chiquitania convocada por dirigentes expulsados que quieren confrontar a los pueblos

Los pueblos indígenas de San Ignacio de Velasco, en el departamento de Santa Cruz, rechazaron la «Gran Décima (X) Marcha de las Naciones Indígenas contra las leyes y decretos que destruyen nuestra casa grande», porque no fue convocada y coordinada por la estructura orgánica legal de los indígenas.

«Damos a conocer a la opinión pública la determinación de la asamblea de ACISIV nosotros rechazamos la marcha propuesta por los paralelos en este caso que encabeza la señora Tapanaché y la paralela que encabeza Tomas Candia», informó el presidente de la Organización Indígena Chiquitana (OICH), Agustín García, luego de una magna Asamblea de ese sector.

El nativo lamentó que exista duplicidad en las organizaciones indígenas; sin embargo, reveló que quienes realizaron esa convocatoria son representantes que fueron expulsados, que buscan confrontar a los pueblos indígenas.

«Doy a conocer que la decisión de esta Asamblea es no reconocer a estas personas que no son gratas y la marcha que proponen no procede», puntualizó el dirigente indígena.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Pedro Vare, afirmó que los indígenas no acataran esa ilegitima convocatoria y se demostrara una vez más la unidad de ese sector.

«Nosotros como CIDOB vamos a acatar y aplicar el mandato que hoy se nos da porque esta es la unidad del pueblo indígena boliviano. Aquí no hay división, aquí hay unidad y trabajo por nuestros pueblos indígenas», afirmó.

Vic/ ABI

Publicidad