Incidentes, atrasos y mal estado de naves, los reclamos en BoA

Incidentes leves y graves, mal estado de las aeronaves e incumplimiento de horarios son las quejas por el servicio de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA). Sólo en  marzo los aviones de la empresa protagonizaron cuatro percances que causaron alerta en los pasajeros.

La semana pasada, en una interpelación en la  Asamblea Legislativa Plurinaciónal,  el  ministro de Obras Públicas, Óscar Coca, afirmó que en una década de operaciones BoA  registró 36 incidentes. Sin embargo, los reportes de la DGAC,  un Informe Escrito   y la prensa   dan cuenta de al menos 41 hechos  en ocho años.

“Desde hace 10 años BoA ha realizado más de 237 mil vuelos, entre los cuales  hubo 36 incidentes. Esto  equivale al  0,01% de sus operaciones; es decir, que el nivel de seguridad ha sido del 99,98%”, explicó Coca.

El diputado Amilcar Barral manifestó que la cifra dada por Coca  no es real. Argumentó que en 2018 el Ministerio de Obras Publicas emitió, a solicitud suya,  un informe que  indicaba que  entre 2015 y  2017 ocurrieron 28.

“El Ministro miente. Además   hay mala atención, suben los pasajes a conveniencia, el catering es malo y sobre todo hay muy poca seguridad de sus aeronaves”, sostuvo el legislador.

Los usuarios son los que más quejas tienen. Muchos hacen su queja formal por  incumplimiento de itinerarios, pérdida de objetos y hasta discriminación. No todos obtienen respuesta.

“Mi vuelo a La Paz debía ser a las 17:30  y se retrasó para las 20:30. Hace poco lo volvieron a retrasar. No es la primera vez, la anterior semana  mi vuelo a Santa Cruz  salió con una hora de retraso y llegué tarde a una reunión. Días  antes sucedió lo mismo y ya no viajé porque  era muy tarde”, denunció,  el viernes, una de las pasajeras que se quedó esperando en el aeropuerto de Cochabamba.

Otras de las quejas muy comunes entre los usuarios de  Potosí son  el cambio del punto de partida o llegada  sin previo aviso.

2017, el año con más incidentes

En su portal web  la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) guarda los denominados “reportes de sucesos” de siete gestiones, desde  2012 hasta  2018. Cada documento cuenta con una descripción del hecho. la fecha, la gravedad  y los datos  de las naves involucradas.

Hasta   2016 se registraba el nombre de la aerolínea, pero a partir de  2017 todos figuran como “línea aérea” por lo que no se puede ver a qué empresa pertenecen. Sin embargo,  los datos pueden ser corroborados por el modelo, la  serie y la matrícula.  En algunas gestiones el número de  incidentes no coincide  con los ocurridos.

La despresurización  causó alarma.
Foto:Archivo  Digital

Los registros de 2015, 2016 y 2017  dan cuenta de uno, dos  y 11 incidentes de BoA, respectivamente. Sin embargo, un informe emitido por el Ministerio de Planificación y Obras Públicas en 2018, a base de datos que le proporcionó  la DGAC, evidencian seis, ocho y 14 percances entre leves y graves. El documento firmado por el entonces ministro Milton Claros adjunta un detalle de las aeronaves.

Con un notorio incremento,  2017 fue el año con mayor cantidad de incidentes. En dos de los casos hubo  fallas en el sistema de presurización,  por lo que cayeron las máscaras de oxígeno y  causaron alarma en los pasajeros. Otro reportó fallas en el motor.

Sin registros

La DGAC no tiene datos de incidentes en los primeros años de la aerolínea estatal. Sin embargo, la prensa registró uno de gran relevancia en 2010, a un año del inicio de operaciones.

Si bien en    2011 y 2012 hay algunos reclamos de los pasajeros,  no hay informes o declaraciones oficiales. En  2013, en los reportes de la DGAC figuran dos hechos. En ambos el problema se produjo en el tren de aterrizaje de dos aviones.

Pese a que en 2018 la prensa reportó cinco hechos, el documento de la DGAC sólo muestra uno. En febrero de ese año, en Potosí, uno de los aviones de la estatal se salió de la pista; en junio,  una barra se cayó sobre una turista; en julio una nave que iba de Cochabamba a Oruro no pudo aterrizar y estuvo dando vueltas por más de 30 minutos. En agosto un vuelo que ya llevaba una hora de viaje tuvo que volver por unos desperfectos,  mientras que en diciembre un avión estuvo a punto de protagonizar un choque cuando el piloto no entendió las instrucciones  en inglés que le dieron desde la torre del aeropuerto de Miami.

Sólo en el mes de marzo de 2019 la empresa sufrió cuatro percances por los que se tuvo que sacar de servicio a dos aeronaves Boeing 737-300 con matrículas CP-3020 y  CP-2923. La primera protagonizó dos de los últimos casos y otro en 2017. La segunda sufrió fallas en el motor en 2017 y en 2018 se salió de una pista.

20 días sin vuelos

“Nos han cancelado el vuelo y no sabemos por qué. Dice que si queremos viajar será desde Sucre y no desde Potosí,  para la vuelta igual sólo hasta allá”, denunció una de las usuarias de Potosí el pasado 1 de abril.

No fue la única queja. Otros usuarios señalaron que ya tenían los boletos comprados y que no  se les informó si tendrían transporte terrestre de Potosí a Sucre como en otras ocasiones, ya que no es la primera vez que ocurre.

El pasado jueves el diputado Gonzalo Barrientos,  de Demócratas,  denunció que los vuelos  fueron suspendidos hace más de 20 días. Pidió un informe y no  descartó un proceso legal.

“Lamentablemente hay una actitud discriminatoria con la ciudad de Potosí, una actitud de menosprecio. Por eso estamos presentado una petición de informe escrito para saber por qué no hay el servicio por más de 20 días”, manifestó.

12 años  de la estatal
La aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA)  fue creada por el gobierno de Evo Morales. Ahora abarca el mercado que le perteneció a  AeroSur y el Lloyd Aéreo Boliviano.

2007 El 24 de octubre, mediante Decreto Supremo 29318, el Gobierno crea  la Empresa Pública Nacional Estratégica Boliviana de Aviación BoA. Nace  como una persona jurídica de derecho público de  duración indefinida; con patrimonio propio; autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica.
La operadora comercial  está bajo la tuición de un directorio y del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

2009El 23 de marzo  la entonces Superintendencia de Transportes emite la Resolución Administrativa Nº 84/2009 autorizando a BoA para el inicio de operaciones.

2010 El 14 de abril la empresa abrió sus operaciones a vuelos internacionales. Buenos Aires, en Argentina, fue su primer destino. Le siguieron Sao Paulo, Brasil, y Madrid, España.

2014 La aerolínea estatal llegó por primera vez a Miami en Estados Unidos. En este aeropuerto, en 2018, un piloto se vio involucrado en un incidente al no entender las instrucciones en inglés.

2019 Luego de los últimos sucesos el gerente de BoA, Ronald Casso,  señaló que varias de las naves tienen unos 20 años de antigüedad. Indicó que la operadora  empezará  un proceso de renovación.

Pagina Siete.