Incautan más de $us 3 millones del narcotráfico y 900 kilos de droga

Los operativos que activó la Policía Boliviana y el Ministerio de Gobierno en los últimos 16 días confirman que las actividades del narcotráfico en nuestro país están más presentes que nunca, incluso con la participación activa de jefes de la entidad del orden como es el caso del escándalo que involucró a Gonzalo Medina y Fernando Moreira, dados de baja por su relación con narcos. Según informes oficiales en los últimos 12 operativos se incautaron más de tres millones de dólares al narcotráfico, casi una tonelada de droga, además de casas y autos.

La última quincena de abril el Ministerio de Gobierno y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) activaron 12 golpes al narcotráfico en 16 días, destaca un reporte de la agencia de noticias ANF.

En promedio se realizó un operativo por día para detectar actividades ilícitas del tráfico de drogas, las acciones se asumieron después de la filtración de un audio y de reportes de contacto que develaron los vínculos de dos exjefes policiales con el narcotráfico.

El 13 de abril se conoció el audio y reportes de contacto que daban cuenta que el entonces director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en Santa Cruz, Gonzalo Medina y el capitán Fernando Moreira tenían presuntos vínculos con el tráfico de drogas y nexos con el extraditable pedro Montenegro, buscado por la justicia brasileña por narcotráfico.

El caso ha puesto en cuestión la política de lucha antidroga en el país. Los opositores en particular han calificado de un fracaso y han acusado al Gobierno de permitir la penetración del narcotráfico en la principal institución que garantiza la seguridad interna del Estado.

La oposición considera inadmisible que Montenegro ingresara a las instituciones policiales sin problema, a pesar de que existía una orden de detención del Tribunal Supremo de Justicia con fines de extradición. Pero participó en actos oficiales, incluso lo reconocieron como “empresario”.

El punto de partida, en consecuencia, para intensificar los operativos es el caso Montenegro. Para dar con el extraditable han desplegado un mayor número de efectivos policiales a la ciudad de Santa Cruz.

Aceleraron con allanamientos en distintas propiedades en Santa Cruz, tres policías fueron detenidos: Medina, Moreira, el mayor Kurt Brun Ríos, además, identificaron al teniente Juan Carlos Villca; también fue encarcelado el hijastro de Medina, Robin Justiniano.

OPERATIVOS

En uno de los primeros operativos, Romero informó que el 16 de abril en Santa Cruz fue capturado el empresario Rolin Gonzalo Parada Gutiérrez, ciudadano con una serie de antecedentes penales, vinculado a una organización internacional criminal y buscado por la justicia brasileña por el delito de tráfico de sustancias controladas.

Esa misma semana, se hicieron varios operativos. Los efectivos antidroga desplegaron un segundo operativo en el municipio de Inquisivi, departamento de La Paz, en el que secuestraron más de una tonelada y 800 kilos de plantaciones de marihuana.

El tercer operativo se realizó en la zona de Los Yungas, La Paz, donde los uniformados destruyeron seis fábricas de droga e incautaron 34 kilos con 39 gramos de cocaína. Se estimó una afectación al narcotráfico de 339.353 dólares.

Posteriormente, en la localidad de Ancaravi, Oruro, en un cuarto operativo se capturó al ciudadano chileno Marín Luis, quien transportaba 20 kilos con 600 gramos de clorhidrato de cocaína en una vagoneta blanca. La droga era trasladada de Cochabamba a Chile, pasando por Oruro. La afectación al narcotráfico fue de 175.000 dólares.

Luego, Romero y jefes policiales presentaron los resultados de una quinta acción realizada en el puesto de control de peaje de Caihuasi, Oruro, donde fueron capturadas tres personas, una de ellas un sargento de la Policía. Los sindicados iban a bordo de un minibús y una vagoneta, que transportaban 125 kilos de clorhidrato de cocaína. Se estimó que la afectación al narcotráfico fue de 357.000 dólares.

El sexto operativo se hizo en la ciudad de El Alto, los uniformados desarticularon a un grupo de narcotraficantes denominado el «clan Copa», incautaron cuatro inmuebles, tres vehículos, una motocicleta. Además, aprehendieron a cuatro miembros de la banda delictiva. Las acciones policiales lograron afectar al narcotráfico con 761.000 dólares.

El 18 de abril, Romero presentó el séptimo operativo e informó sobre la captura del ciudadano brasileño Leandro Lunz de Souza, del cual dijo que era un peligroso delincuente vinculado al PCC de Brasil y se dedicaba al envió de drogas a ese país. El detenido era buscado por la justicia brasileña por el delito de narcotráfico.

Ese mismo día, efectivos antidroga de Beni reportaron el hallazgo de una avioneta con dos personas sin vida al interior, la aeronave era buscada por presunta vinculación al transporte de drogas, constituyéndose en una octava acción.

Luego el 23 de abril, el ministro Romero informó sobre los resultados de un noveno operativo antidroga en el municipio beniano de Baures, donde la Felcn incautó más de 183 kilos de pasta base de cocaína y aprehendió a dos personas.

Seguidamente entre el 25 y 26 de abril se desarrollaron dos operativos más en el departamento de Cochabamba. El primero se realizó en el municipio de Quillacollo, donde se aprehendió a cinco personas, se secuestró 488 kilos con 860 gramos de pasta base de cocaína y se afectó al narcotráfico con 963.290 dólares.

El otro operativo se hizo en el municipio de Sacaba donde la Policía aprendió a una persona, secuestró 52 kilos con 480 gramos de clorhidrato de cocaína y afectó al narcotráfico con 538.800 dólares.

Finalmente, Romero informó ayer sobre un décimo segundo operativo en el que se capturó al ciudadano Mauricio Esteban Gerónimo, considerado «pez gordo» del narcotráfico y buscado por la justicia argentina, porque pesa sobre él una sentencia condenatoria de 20 años de prisión por tráfico de drogas.

El Diario.