Inaugurarán puente que une San Buenaventura con Rurrenabaque con accesos inconclusos

El presidente Evo Morales inaugurará este martes el puente que une Rurrenabaque (Beni) con San Buenaventura (La Paz) cuyos accesos no fueron concluidos. Falta completar los trabajos en 3,2 kilómetros, reconoció Humberto Obleas Arandia, gerente regional de La Paz de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

“Evidentemente el plazo para la entrega definitiva del proyecto es en octubre. No podemos dejar que se siga retrasando el desarrollo del norte de La Paz solamente por cumplir las fechas contractuales. Si tenemos un puente, si podemos cruzarlo en menos de un minuto en movilidad, ¿tenemos que parar la utilización de ese puente y tener los carros parados días de días al frente solamente porque un acceso de 3,2 kilómetros? Falta solo un pedacito por asfaltar, yo creo que no. Tenemos que ser comprensivos”, manifestó durante una conferencia de prensa en la que participaron los alcaldes de Rurrenabaque y San Buenaventura.

Algunos pobladores de Rurrenabaque aseguran que no se concluyeron con algunas obras en el acceso al mismo y tampoco se pagó a todos los propietarios de las casas que fueron expropiadas. Reclamaron porque en algunos lugares faltan muros de contención, alcantarillado, cordones de acera, entre otros.

El puente costó 132,4 millones de bolivianos que fueron financiados por el Tesoro General de la Nación (TGN), aunque su costo inicial era de solo 112,2 millones de bolivianos, tiene una longitud de 374 metros y 4.1 kilómetros de accesos pavimentados desde San Buenaventura (La Paz) a Rurrenabaque (Beni).

Hace cinco días, el alcalde de Rurrenabaque, Anacleto Dávalos (MAS), afirmó que el puente fue concluido hace algunos meses, pero que los trabajos en los accesos al mismo llegaron a un 85%.

“Se está construyendo una pasarela en la calle que sube al mirador, faltan algunos trabajos en la construcción de una avenida, el mal temporal no dejó trabajar. Tienen que concluir algunas aceras. El 85% ya está. Estamos esperando que se concluya para que todo esté a la satisfacción de la población”, dijo.

En la avenida Ayacucho de Rurrenabaque, acceso principal al puente, por ejemplo, aún no se pusieron barandas en una de las aceras que quedó dos metros arriba de la calzada y por donde transitan todos los días los estudiantes de una unidad educativa cercana, observó Daniel Robinson, cuya vivienda está ubicada en el lugar.

Al investigador y docente Robinson le preocupa el tema de seguridad de los transeúntes de ese acceso por el tráfico que implicará el uso del puente que conectará a las poblaciones benianas de Reyes, Santa Rosa, Riberalta y Guayaramerín con las regiones paceñas de San Buenaventura, Tumupasa e Ixiamas, principalmente.

Lo que se avanzó en los últimos días es en el asfaltado del puente y las vías de acceso, pero no se concluyó la pasarela.

Otro de los reclamos surge de las familias cuyas viviendas fueron afectadas en su infraestructura por la edificación del puente y de las que fueron expropiadas porque aún no se les pagó a todos los afectados.

Amalieth Bedregal, una de las afectadas, manifestó a un medio local que producto del tráfico de la maquinaria pesada y las excavaciones principalmente, su vivienda se hundió y algunos de sus muros se agrietaron. “Mi casa está inhabitable. Vienen los inspectores de la empresa (la constructora china Sinopec), del control (la empresa supervisora PROES) y de la ABC pero no traen soluciones, solo se burlan de mi situación. Yo necesito una solución.”, manifestó.

Bedregal, que es la representante de las familias afectadas, también reclamó por las familias que fueron desalojadas de sus viviendas y que aún no se les pagó la expropiación.

La construcción del puente fue cuestionado desde el inicio del proyecto por pobladores y ambientales porque el impacto que provocaría una infraestructura como esa justo en la zona de ingreso a la selva amazónica que comparten Beni y La Paz, donde se encuentran las áreas protegidas Madidi (La Paz) y Pilón Lajas (Beni).

Finalmente, se impuso el diseño planteado por el gobierno, a pesar de que existía otra alternativa de construirla aguas más abajo donde además no existe una falla geológica como la que hay donde actualmente fue edificado, recordó Robinson.

Otro de los problemas que enfrentó a la empresa china con los pobladores de Rurrenabaque fue la carpeta asfáltica que pretendían poner en la vía de acceso al puente de 2,5 centímetros. “Después de hablar con la ABC se logró una capa asfáltica de 5 centímetros, eso nos trae más seguridad”, manifestó el alcalde Dávalos.

El gerente regional de La Paz de la ABC aseguró que en los meses que faltan para octubre la empresa china Sinopec, que ejecutó la obra, tendrá que completar todos las trabajos inconclusos en los 3,2 kilómetros.

pagina siete.