“Implementación del SUS, norma electoral que colapsó los hospitales”

Para el sector médico, el Sistema Único de Salud (SUS) es una norma electoralmente manejada, que dio como resultado la saturación y colapso de los hospitales públicos. A decir del presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, de no establecerse verdaderas mejoras en la salud, se asumirán medidas de presión a nivel nacional.

Continuamente el sector denuncia las carencias en los hospitales, desde infraestructura, insumos, medicamentos, personal, etc. “Se creó una expectativa muy grande en la población sobre la salud gratuita, sin embargo, hasta la fecha no hay mejorías, los enfermos deben correr con los gastos de sus medicamentos porque no tienen los hospitales”, manifestó.

La demanda de pacientes se incrementó, a causa de ello se originó una sobresaturación de hospitales, ya que no resolvieron las necesidades de la población. Viruez expresó que el Gobierno está jugando con las necesidades de la población y municipios por temas netamente políticos.

“Los acuerdos políticos están por encima de los intereses de la población, por encima de las necesidades salubres”, dijo.

Señaló que el Gobierno negoció estratégicamente por sectores, respondiendo a la época electoral del país que puede resultar beneficiosa o muy perjudicial, pues la población se dará cuenta que no hay mejoras y solo se trata de un discurso político.

Sostuvo que en vez de hacer convenios intergubernativos, de acuerdo a los intereses políticos, debería crearse leyes nacionales que rijan en el país.

Los hospitales siguen igual, no se incrementaron la cantidad de profesionales, aún se carece de especialista, no hay medicamentos. Cuestionó cómo pueden decir que hay mejoras si seguimos acudiendo a la solidaridad de la población a través de campañas para pacientes con diferentes problemas de salud.

“La norma del SUS ha sido una mentira para la población, mientras no hay una participación de los profesionales, no habrán mejoras”, sostuvo.

Viruez destacó que la aplicación del SUS despertó la conciencia ciudadana, que el Estado debe cumplir con su obligación de asumir su responsabilidad financiera con la salud y de dar salud gratuita a la población.

En tanto, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, convocó para este 15 de mayo al Colegio Médico Nacional, en la ciudad de Cochabamba para dialogar sobre sus demandas.

Viruez aseguró que el sector asistirá a la reunión, sin embargo, si no encuentran soluciones estructurales al sistema, se asumirán medidas de presión a nivel nacional en rechazo al incumplimiento del Gobierno y exigiendo verdaderas mejoras en el Sistema de Salud.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, señaló que el Complejo de Miraflores tiene salas con grandes desperfectos, se tiene problemas de financiamiento, de medicamentos, entre otros.

“Se decía que una vez firmado el convenio intergubernativo, al día siguiente iniciarían el mejoramiento de los hospitales, lastimosamente los primeros y segundo niveles no recibieron nada”, lamentó.

En el caso del área rural, la situación es peor, y actualmente es la más desprotegida, y aún no recibieron ni un medicamento, es por ello que los pobladores muchas veces acuden a la medicina tradicional.

El viernes, el Ministerio de Salud informó la transferencia de recursos a cinco gobernaciones para el pago de sueldos y salarios, que tenían contrato con recursos propios de los hospitales de tercer nivel.

“Hemos hecho la transferencia del pago de sueldos y salarios para los trabajadores de los hospitales de tercer nivel que eran contratados con los recursos propios de los hospitales. Ya hemos transferido a Oruro Bs 1.852.000, Beni Bs 1.529.000, Potosí Bs 1.582.00, La Paz Bs 7.520.000”, puntualizó Gabriela Montaño.

El Diario