Iglesia pide pacificar los Yungas

La Iglesia Católica pide soluciones urgentes ante los problemas que existen en los Yungas de La Paz; el sacerdote jesuita Miguel Manzanera propuso a su entidad como facilitadora del diálogo entre el Gobierno y la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca). Entretanto, la Policía Caminera asegura que sólo 30 cocaleros mantienen el bloqueo en Unduavi.

“Se propone que la Iglesia haga de mediadora, acercadora o comunicadora, para que las personas enfrentadas puedan dialogar. El narcotráfico está en Bolivia junto a Colombia y Perú, en Beni se descubrió gran cantidad de avionetas, la Iglesia quiere paz”, declaró Manzanera.

El miembro del clero señaló que pacificar esta zona en conflicto debe comprometer la voluntad de todos sin retacear esfuerzos y por el bien de todos, especialmente el esfuerzo de las autoridades.

Los productores de coca Sud Yungas sostienen un bloqueo de caminos desde hace una semana en reclamo por la actuación del Gobierno que aprobó la creación de un mercado paralelo al de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), la comercialización de coca en la zona de Chuquiaguillo, en Villa Fátima, hecho que los cocaleros movilizados califican de persecución política por haber rechazado el incremento de hectáreas para el cultivo de la hoja de coca en Chapare, a pesar de que no es zona de cultivo tradicional.

Los afiliados a Adepcoca piden la anulación del doble talonario de control para los productores y el cierre del mercado paralelo de la coca instalado en un galpón de Chuquiaguillo, sostienen que es una violación a la Ley Nº 906, que define solo dos espacios para la venta, el de Adepcoca (Villa Fátima) La Paz y Sacaba en Cochabamba.

BLOQUEO

El director nacional de la Policía Caminera, coronel Fernando Rojas, señaló que el bloqueo de caminos no cuenta con más de 30 personas que estarían perjudicando innecesariamente a la población, declaraciones que fueron rechazadas por el dirigente Gerardo Ríos, quien señaló de ser ese el caso no es necesario que desplieguen centenares de policías, canes y otros mecanismos para frenar la movilización.

“Están dando información falsa o equivocada a las autoridades, que vengan el ministro o el viceministro a constatar la situación y se den cuenta del daño que están haciendo a la región”, afirmó Rios.

El dirigente señaló que la asamblea efectuada ayer, en Coroico, determinó fortalecer las medidas de presión, “… es una cortina de humo”, agregó.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat