Identifican tres falencias para implementar el SUS

Santa Cruz.- Con falencias en equipamiento, personal e infraestructura fue implementado el Sistema Único de Salud (SUS) en Santa Cruz; la falta de ítems dificulta la atención, por lo que los nosocomios aún no recibieron pacientes, temen que los centros de salud colapsen.

El alcalde del Roboré, Iván Quezada, informó que reciben 2.500 pacientes y el personal médico es insuficiente para el municipio. “Los médicos no son suficientes para la atención de más de 2.500 adulto mayores, niños y mujeres embarazadas, ahora hay carencia de ítems no alcanzan los médicos para atender la demanda, sin el SUS actualmente son insuficiente los recursos, imagínese después (…) Sería prudente incrementar entre 4 a 6 médicos”, declaró.

El alcalde de Puerto Suárez, Sebastián Hurtado, espera soluciones a corto y largo plazo. En su opinión el SUS fue implementada en esa región, pese a las falencias en equipamiento, médicos y medicamentos.

Según datos del municipio de Puerto Suárez, existen 5 mil inscritos para la atención gratuita y no existen los recursos necesarios para atender la demanda.

“Los hospitales provinciales, después de la reunión con la Ministra de Salud, serán equipados, para lo cual estamos trabajando, con lo que se tiene, no se puede contemplar insumos ni medicamentos”, reconoció.

En una reunión realizada la pasada semana, con representantes de los municipios de Santa Cruz, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó que se acordó instalar mesas técnicas de trabajo por regiones, para recoger en más detalles las necesidades en términos de ítems, equipamiento y explicar la sostenibilidad del Sistema Único de Salud (SUS), sin embargo la autoridad pidió a los municipios acompañar con inversión.

Pese a la implementación del nuevo seguro desde los primeros días de marzo, tres departamentos se mantienen al margen del SUS, debido a varias observaciones realizadas por las organizaciones colegiadas del país.

Las gobernaciones de La Paz, Tarija y Santa Cruz mantienen reservas con respecto al seguro gratuito y universal impulsado por el Gobierno, pero según el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM), Álvaro Ruiz, es mayoritario el apoyo de las alcaldías.

Por su parte, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, reiteró su confianza que el SUS “irá adelante”, porque es una necesidad de los bolivianos y además tiene una “base sólida” para ser aplicada a nivel nacional, un argumento que el Colegio Médico de Bolivia cuestiona.

Reiteró que el nuevo seguro que comenzó su trabajo el 1 de marzo a nivel nacional beneficiará con las prestaciones programadas y tendrá 303 servicios en el primer nivel de atención dispuestos a cubrir 22 grupos de enfermedades sin costo económico dentro del nuevo sistema.

Con relación al diálogo con los galenos del sector público reiteró que las puertas para negociar siguen abiertas. “No vamos a dejar de insistir en que el SUS va a ir adelante, porque el pueblo así lo necesita y vamos a trabajar con los que más saben del área en salud. Vamos a escuchar a todo el mundo como se ha venido haciendo”, agregó la autoridad.

El Diario.