Hijos de trabajadores de circos podrán cambiar de escuelas

Salvador Gasaui es un adolescente trapecista y trabaja en el circo de su papá. Este año, él tenía que cursar la promoción, pero lamentablemente se quedó en un curso menos y no fue porque se aplazó, sino porque el circo de su padre se desplazó por otros departamentos del país en ese periodo. En total, él perdió tres años de sus estudios.

“Una vez, él ya no pudo más y llorando me pidió que no salgamos de gira. ‘Papá ya no quiero viajar porque no puedo terminar mis estudios’. Eso me dolió mucho, porque tenía razón”, dijo el presidente de la Asociación de Trabajadores Circenses, Moisés Gasaui.

El padre del adolescente de 16 años explicó que lamentablemente tanto Salvador como sus otros dos hermanos debían acompañarlo, porque además de formar parte del elenco, no podían dejarlos solos en Santa Cruz. “No conocían a nadie y no había mucha seguridad. Por eso siempre viajan conmigo. Por eso, mis tres hijos están saliendo bachiller en edades que no son las apropiadas, ya que según las normas de educación sólo se permitía una sola vez el traslado de unidad educativa”, sostuvo.

Gasaui impulsó un acuerdo con el Ministerio de Educación para que los niños que son hijos de los trabajadores de circos ahora puedan cambiar de colegios las veces que necesiten.

“Ahora estamos muy felices porque en el país se beneficiarán cerca de 300 niños, hijos de trabajadores de circos”, dijo entusiasmado Gasaui a Página Siete.

El viceministro de Educación Regular, Valentín Roca, dijo ayer que el Gobierno instruyó a directores departamentales y distritales, precautelando el derecho fundamental a la educación de niñas y niños adolecentes, garantizar el traspaso e inscripción de los hijos de trabajadores circenses (trabajadores de circo).

“El objetivo de esto es viabilizar la incorporación de los hijos e hijas de estos trabajadores de circo a los colegios aledaños de los lugares donde se instalan (los circos) para sus funciones artísticas”, explicó la autoridad, e indicó que se pueden beneficiar desde el nivel inicial, primaria y secundaria.

Para acceder a este beneficio, el trámite administrativo es simple. Los padres deben presentar una certificación que acredite que son trabajadores de circo. Este documento será otorgado por el presidente de la organización. Este procedimiento se puede realizar varias veces al año, según las autoridades.

Pagina siete.

Publicidad