Helicóptero Chinook inicia combate para mitigar el incendio forestal en San Ignacio

Helicóptero Chinook inicia combate para mitigar el incendio forestal en San Ignacio

Luego de realizar algunos sobrevuelos de reconocimiento sobre distintos sectores del municipio de San Ignacio de Velasco, el helicóptero CH-47 Chinook de doble hélice, que tiene una capacidad de descarga de 12 mil litros de agua, inició el martes sus operaciones de mitigación de los focos de calor.

«No tenemos todavía establecida un área fija de trabajo porque eso depende de dónde hay más incendios y de la cercanía de los afluentes de agua. Mientras haya agua cerca de los focos de calor las descargas serán más constantes y efectivas. Para ello es importante sobrevolar toda la zona», explicó el capitán aviador Pablo Montero.

El equipo de trabajo de la aeronave está compuesto por cuatro tripulantes norteamericanos, dos pilotos y dos técnicos, en tanto que el capitán Montero coordina las labores aéreas.

«Todo el operativo dependerá de la situación y de las distancias a recorrer porque si hay una fuente cercana haremos más descargas ya que cerca tendremos el combustible para reabastecernos, pero si el agua está escasa nos va a limitar para el traslado», añadió.

El helicóptero Chinook cuenta con un bambi bucket que puede cargar hasta 12 mil litros de agua en un minuto y medio máximo, siempre y cuando el embalse tenga al menos un metro y medio de profundidad.

«Acá cerca tenemos la represa de Guapomó de donde podríamos abastecernos de agua en todo momento, pero al parecer los focos de calor más importantes están un poco alejados», dijo.

El correcto funcionamiento y el mantenimiento constante del helicóptero Chinook de doble hélice depende en gran medida de Abygail, una experta norteamericana en mecánica de aviación que ensambló algunas partes de la aeronave en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru.

Con la ayuda de una traductora, Abygail contó que desde hace siete años trabaja en el mantenimiento de helicópteros, dos de ellos en el Chinook.

Aseguró que en todo momento está pendiente de la aeronave para reparar lo que se requiera a fin de que cumpla su cometido, de sofocación del fuego, con un 100 por ciento de efectividad.

La experta expresó su confianza en que el uso del Chinook será de mucha ayuda porque, al contrario del SuperTanker, puede quedar suspendido en el aire para precisar el sector donde dejará caer el agua.

rmb/clm CAMBIO

Publicidad