Habilitan 5 albergues para las familias que perdieron sus casas

Autoridades nacionales y departamentales habilitaron ayer al menos seis albergues para trasladar a las familias damnificadas y afectadas por el deslizamiento que ocurrió ayer en San Jorge-Kantutani. Éste dejó 380 personas sin casa.

“Por el momento hemos dispuesto dos albergues: el Batallón de la Policía Militar de la Naval (Sopocachi) y el estadio Lastra”, dijo ayer el viceministro de Defensa Civil, Javier Ayllón.

Aseguró que se tomó esa decisión porque las autoridades del municipio informaron que “la cancha Fígaro, que en un principio fue designada para armar las carpas, es inestable”.

Según la autoridad, en el Batallón entrarán “entre 20 o 30 familias como máximo”, y al estadio Lastra se llevará a unas 60. “Aunque no hay un censo oficial de cuántas familias están damnificadas, se tiene de forma preliminar una informe de unas 83 familias que se quedaron sin nada”, dijo ayer, mientras comandaba el operativo para instalar los albergues.

Las familias se apersonaban a Ayllón para consultar qué pasaría con ellas, la autoridad les dijo que se organicen para entrar a la unidad militar. En el ingreso al cuartel se encontraban policías que resguardaban el espacio. Unos pasos más allá, grupos de vecinos conformaban una lista en medio de lágrimas.

Otros estaban al ingreso de la avenida 16 de Julio, de la zona de Bajo Llojeta, resguardando algunas de sus pertenencias. “Me quedé sin nada, hasta los cuadernos de mis hijos están en la casa. Ahora no sé dónde están mis hijos. Dicen que mis vecinos los llevaron”, contó Yola Estrada.

La representante de la Defensoría del Pueblo de La Paz, Teresa Zubieta, acudió al sector para verificar si se brindaba ayuda a los damnificados. “Veremos cuál es la situación, de lo contrario me comunicaré con las autoridades para que reciban inmediato”, sostuvo.

Los vecinos se quejaron porque hasta las 21:00 no se habilitaron los albergues pese al intenso frío.

La Alcaldía de La Paz anunció que se coordinará con el Viceministerio de Defensa Civil para establecer puntos de acogida. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, anunció que se instalará un campamento en la zona afectada. Garantizó alimentación y atención médica.

El Ministerio de Salud desplegará equipos médicos para la atención de los vecinos afectados. Después de una evaluación, la Agencia Nacional de Hidrocarburos anunció que dotará de cocinas y garrafas a las familias damnificadas. En la noche, la Gobernación de La Paz habilitó el coliseo Julio Borelli y la piscina olímpica Alto Obrajes para recibir a las familias damnificadas por deslizamiento en San Jorge–Kantutani.

Pagina Siete.