Gran circulación de pobladores rurales

Cientos de minibuses parten cada día, desde la terminal de Villa Esperanza, hacia diversas poblaciones del altiplano paceño.

Los pobladores de regiones próximas a la urbe alteña llegan cotidianamente, para comercializar sus productos, hacer algunos trámites, recibir atención médica o adquirir productos que no existen en su comunidad.

Los transportistas se quejan por los constantes bloqueos por conflictos en zonas de El Alto y adyacentes, porque merman sus ganancias y destrozan sus coches, ya que tiene que usar vías alternas que no están adecuadas para la circulación.

Los minibuses han reemplazado, en gran parte, a los antiguos buses que ahora se ven muy poco en las carreteras del altiplano del departamento de La Paz.

EL DIARIO presenta imágenes de temas que afectan o benefician a los habitantes alteños.

El Diario.

Publicidad