Gobierno y vecinos objetan que el relleno esté en Patapampa

El Gobierno advirtió ayer que el nuevo relleno sanitario que propone instalar la Alcaldía de La Paz en Patapampa, a 14 kilómetros del centro de la ciudad, en el distrito rural de Hampaturi, se encuentra en el área de influencia de tres represas que suministran agua potable a gran parte de la ciudad de La Paz.

Además, más de 30 juntas vecinales y la comunidad de Achachicala Alto se unieron y protestaron ayer en puertas de la Alcaldía para rechazar la instalación del nuevo relleno en Patapampa. Aseguraron que este lugar tiene flora y fauna, incluso indicaron que sería una zona turística.

“El análisis que presenta (sobre la implementación del nuevo relleno en Patapampa) la Alcaldía obvia dos elementos que son fundamentales: el primero consiste en la existencia de otras represas en la zona, dos en operación y una tercera en construcción”, dijo ayer el ministro de Medio Ambiente y Aguas, Carlos Ortuño, en conferencia de prensa.

El segundo elemento, según la autoridad, es que estas represas “proveen agua a la zona norte y central a través del sistema de abastecimiento de Achachicala y están en el área de influencia que propone la Alcaldía de La Paz”.

Según Ortuño, el nuevo relleno sanitario afectaría a dos represas en funcionamiento: Pampalarama y Alpaquita, además de una tercera que está en construcción: Chacaltaya.

El Ministro advirtió, además, que el inadecuado manejo de este nuevo relleno afectaría a la represa Milluni, que es una de las más importantes que suministra agua potable a la ciudad de La Paz.

Ante esa situación, Ortuño indicó que el municipio paceño debe presentar los estudios técnicos y tomar los recaudos necesarios para ubicar el nuevo relleno sanitario, tomando en cuenta que un mal manejo y monitoreo puede poner en riesgo el suministro de agua a la ciudad de La Paz.

Anoche, el director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Rubén Ledezma, respondió a la advertencia del Gobierno. Indicó que el terreno para la implementación del nuevo relleno sanitario en el municipio no afecta a ninguna de sus zonas, ni a las tres represas de agua en construcción, Pampalarama, Alpaquita y Chacaltaya, ni a cuerpos acuíferos que se encuentran alrededor del predio.

“Los bofedales son y deben ser protegidos, el más grande está a más de dos kilómetros del lugar de donde estamos trabajando y es el que genera justamente el río que llega a Achachicala Originario, por lo tanto no tiene relación alguna con el terreno, que está detrás de la cuenca”, explicó Ledezma.

El otro bofedal pequeño se encuentra en la parte superior de la cuenca de Patapampa y genera escurrimientos menores, tal es así que los comunarios de esta zona armaron un pequeño estanque de tierra y piedra de aproximadamente 20 metros cuadrados, a partir de este estanque se genera un escurrimiento que a veces es usado por la comunidad cuando hay escasez de agua. Desde este punto, la implementación del relleno se alejó a más de 500 metros, “porque así dice la norma, alejarse de los cuerpos de agua 500 metros para implementar algún sistema de tratamiento, de manera que no se afecte a ese cuerpo de agua”, agrega Ledezma.

Protestas y amenazas

Patapampa, que pertenece a la comunidad rural de Achachicala Alto, se ha convertido en el centro de atención durante los últimos días. Ayer, más de 100 comunarios del lugar y vecinos de zonas aledañas protestaron en puertas de la Alcaldía de La Paz para rechazar que la basura sea depositada en terrenos de esa comunidad.

“Pedimos que se cuide la fauna del lugar. La basura no puede llegar a una zona plana, donde nacen las aguas. Quieren instalar el botadero a un kilómetro del lugar donde tomamos agua. Por eso, rechazamos todo traslado de basura (a estos terrenos)”, explicó Roberto Alaña, secretario de actas de la comunidad Achachicala Alto. Aseguró que la protesta no es sólo por las comunidades, sino por la urbe paceña.

Ismael Pomier, uno de los representantes de esa comunidad, explicó que el anuncio del alcalde Luis Revilla tomó por sorpresa a los pobladores.

Negaron que la comunidad ofreciera el terreno a la Alcaldía.

“Nos adelantamos a la marcha porque las juntas de vecinos de las zonas aledañas a nuestra comunidad creen que nosotros habíamos vendido o cedido predios a la Alcaldía, cuando el municipio sabe que no hemos cedido ningún predio”, explicó Pomier.

Vecinos de Pura Pura, Ciudadela Ferroviaria, Achachicala, entre otras zonas, participaron en la marcha.

“No permitiremos que la basura ingrese al sector. No dejamos entrar a los tractores. Les hemos pedido que se vayan”, contó Miguel Chachaqui, de la comunidad originaria de Achacachi.

Entre los manifestantes estaba Gloria Medrano, con un altavoz. “Estamos pidiendo que se anule el contrato que el Alcalde hizo con dos comunarios. Estamos y estaremos en pie de lucha”, explicó.

Para Medrano, el sector de Alto Patapampa podría ser un campo turístico. “Queremos que se anule el contrato, porque tranquilamente eso puede ser un campo turístico. Es una belleza”, aseguró.

Según la vecina, a media semana, funcionarios ediles ingresaron maquinaria al lugar e instalaron un campamento, incluso colocaron reflectores.

“Pedimos que primero conozcan Patapampa, que se anule el contrato y les vamos a enseñar que ese lugar puede ser un campo turístico. Los de la Alcaldía quieren salir de un apuro y entrar a otro”, indicó.

Al contrario de lo que dicen pobladores y vecinos de zonas adyacentes, la Alcaldía de La Paz explicó a través de una nota de prensa que “el terreno de 50 hectáreas, en Alto Patapampa, donde se instalará el nuevo relleno sanitario municipal, no tiene ‘ninguna relación, ni cercanía’ con las represas de Hampaturi e Incachaca, porque están ubicadas a una distancia promedio de seis kilómetros del terreno, en un cálculo en línea recta”. “ También queda garantizado que ningún río o afluente de agua esté próximo al espacio adquirido por la Alcaldía”, añade.

El estudio de la Alcaldía dice que la represa de Hampaturi se ubica a 10,69 kilómetros del terreno de Alto Patapampa. La represa de Incachaca está a 7,79 kilómetros y la represa de Milluni está a 6,55 kilómetros.

“La tierra es húmeda”, “De ahí tomamos agua” y “Es un lugar bonito, como se va convertir en basurero” fueron algunos de los comentarios que se escucharon ayer entre los manifestantes en la puerta de la Alcaldía. Anoche, varios comunarios y vecinos anunciaron el inicio de bloqueos para evitar el paso maquinaria a Patapampa.

Pagina Siete.