Gobierno indulta a los reos mayores de 58 años por efecto de la emergencia sanitaria

43

En el marco de la actual emergencia sanitaria que vive el país por efecto de la pandemia de coronavirus (COVID-19), el Gobierno emitió un decreto presidencial para indultar, con varias excepciones, a los presos que estén en centros penitenciarios que tengan más de 58 años de edad y mujeres de 55 años con dos o más hijos.

“Todas las personas que tienen más de 58 años van a ser beneficiadas con el indulto siempre y cuando no hayan cometido actos de violación a niños o feminicidios porque no lo permite la Constitución Política del Estado. Es importante en este momento de coronavirus y hacinamiento en las cárceles, tomar esta medida”, explicó el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en conferencia de prensa desde la Casa Grande del Pueblo.

El indulto también considera que las mujeres de 55 años que tengan dos o tres hijos podrían ser beneficiadas con este decreto.

“Es importante que estos hacinamientos en la cárceles podamos descongestionarlos sacando a estas personas que son tan vulnerables al coronavirus y más aún con el hacinamiento”, resaltó la autoridad.

El decreto presidencial aprobado ayer se remitirá a la Asamblea Legislativa Plurinacional que tendrá que tratarlo para que luego el Órgano Legislativo emita una ley como corresponde.

La normativa tiene como base “razones humanitarias” y establece dos tipos de perdón: el indulto, propiamente dicho, para los adultos mayores que tengan sentencia y amnistía en favor de aquellos que tengan detención preventiva.

“El indulto o amnistía se aplicarán por razones humanitarias, a las personas con enfermedad terminal debidamente acreditada a través de certificado médico forense, salvo que la Constitución Política del Estado, el Código Penal, o Disposición legal no admita indulto”, señala la normativa firmada por la presidenta Jeanine Áñez.

El decreto, que toma como base la Ley 1293, de 1 de abril, no admitirá estos beneficios en favor de las personas procesadas por traición a la patria, espionaje y el grupo de delitos contra el Estado, además de feminicidio e infanticidio y contravenciones sexuales.

“Los adultos mayores merecen una atención especial debido a la situación de emergencia sanitaria a nivel nacional, y que se hace necesaria una atención preferente del Estado a este sector para lo cual se debe tomar en cuenta criterios de uso eficiente de los tiempos de atención y capacidad de respuesta institucional”, apunta este decreto.

Periódico Bolivia