Gobierno cuestiona a Mesa por movilizar a su fuerza política contra la Justicia y desviar atención sobre depósito que recibió de Medina

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, cuestionó el lunes el accionar del exmandatario y candidato presidencial Carlos Mesa por promover una movilización de Comunidad Ciudadana (CC) en contra de la Justicia para intentar desviar la atención de la investigación del depósito de 30.000 dólares que recibió de Gonzalo Medina, un excoronel de la Policía con presuntos vínculos con el narcotráfico.

En conferencia de prensa, Canelas ratificó que «Mesa miente» respecto a la operación financiera de compra-venta de un departamento en el centro de La Paz cuyos montos variaron entre 19.000 y 55.000 dólares, además de sospechas de evasión de impuestos y lavado de dinero del narcotráfico.

«Miente cuando dice que todo está en orden, que todo está explicado y que él además es víctima de una persecución. Cómo es posible que un candidato le diga a la prensa que no va hablar más (sobre ese tema), haga que su fuerza política genere una movilización de presión fuera de los tribunales en Santa Cruz cuando él está citado sólo como testigo» para aclarar el depósito de Medina, dijo.

Canelas detalló que el 30 de abril, conoció ese caso, el candidato presidencial del CC admitió la veracidad del depósito de 30.000 dólares y explicó que se trataba de una transacción entre privados por la venta del departamento de sus padres que se concretó en 2010.

«El primer día hay 30.000 dólares referidos a esa transacción, luego resulta que el departamento parece que vale 19.000 dólares. Hablamos de un departamento de 120 metros cuadrados en el barrio Sopocachi de La Paz, un precio bastante inverosímil, pero es la explicación que tenemos el día miércoles», añadió.

El jueves 2 de mayo Mesa intentó dar por cerrado el tema y dijo a la prensa que no seguiría respondiendo a cuestionamientos que consideró políticos y dirigidos a dañar su imagen, pero ese mismo día el abogado de Medina, Abraham Quiroga, dio cuenta que el negocio de compra venta fue de 55.000 dólares.

«Es una cosa sorprendente que un candidato crea que por el hecho de ser candidato tiene una garantía de impunidad y de no dar información. Una candidatura que presume de una ética pública intachable no debería estar molesta por someterse a un escrutinio público, sobre todo cuando fue él mismo quien dijo que iba a dar esas explicaciones», recordó Canelas.

Sobre ese negocio también surgieron sospechas de una posible evasión de impuestos y lavado de dinero, puesto que el departamento fue puesto a nombre de Blanca Grimanesa Hinojosa Imanareco, que tenía una relación con Medina.

Según los abogados de Mesa, en el documento de compra venta se estableció el monto de 19.000 dólares porque en 2010 ese era el valor catastral del inmueble.

«Eso es mentira, el valor catastral en ese momento de ese departamento (…) alcanza casi a 28.800 dólares. Hay dos mentiras allí, en ese momento no había ninguna norma que decía que el valor catastral era el que tenía que quedar registrado y el valor catastral no era de 19.000 dólares sino de 28.000 dólares», observó Canelas.

Además, el Ministro de Comunicación dejó en claro que no es solo el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) quién espera el esclarecimiento de ese caso, sino también partidos políticos de la oposición, medios de comunicación y la población en su conjunto.

«Quienes están electorizando y politizando el tema (…) son los políticos de Comunidad Ciudadana, al candidato a vicepresidente Gustavo Pedraza le ha faltado tiempo para salir a decir que esto le vienen bien a Comunidad Ciudadana en términos electorales. Hubiera sido interesante que también le hubiera faltado tiempo para dar las explicaciones de manera más ordenada», agregó.
rm/rsl/ma ABI